“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

sábado, 5 de mayo de 2018

04 abril / 2018



Flota estadounidense con 1 000 misiles en el Mediterráneo
Manlio Dinucci

*




Leer o no leer. Escribir o no escribir. Esta palabra o la otra. Estar en las redes o enredarse en otra parte sin tanto arte y más parte. De dudas y sin dudas. Hoy una pensadora común.
Camille Claudel esbozada à la Rodin…


*


2018 / Diario

Todos los días sin falta la realidad da razones para encorajinarse. Es así de generosa. Por ejemplo da coraje leer cosas como esta: “La Comunidad de Madrid: 20.000 millones de presupuesto y el 19% del PIB esperan el dedazo de Rajoy”, porque eso significa que tapadita con el disfraz del robo por valor de 40 € y el ‘escándalo’ del máster apañado, no nos llega ni un solo dato del saqueo de las arcas públicas perpetrado por la filo-nazi Cifuentes manejando 20.000 millones con la honradez y transparencia que la caracteriza a ella y a la organización criminal a la que pertenece: PPSOE (remember más de lo mismo: Leguina, Gallardón, Aguirre, González, Granados…)

Y da coraje, y repugnancia hasta el extremo de que a una se le cierra el estómago como un puño, ver que los cagatintas ‘expertos’ en esas cosas (recuerden la calderilla de la que hablamos: 20.000 millones de €) no las conocen ni por las tapas… o eso pretenden hacernos creer los mismos que a sabiendas ‘confunden’, amontonando palabras, la lluvia del cielo con las meadas de los patrones. Y no crean que lo hacen sólo por el placer de ultrajar los derechos y la sensibilidad de la chusma enfadosa, no, que va, esos lacayos del poder tienen como misión principal distraer nuestra atención, lo que hacen con frecuencia fastidiosa, de lo que realmente importa (Mira los 40 € y pasa de los 20.000 millones de €), entonteciéndonos con torrentes de palabras en apariencia inútiles pero en esencia venenosas… que, todo hay que decirlo, el entrenado rebaño ‘ingiere’ golosamente. Y es así como el lobo diezma ‘ideológicamente’ el rebaño. Y es por ahí que la vida del rebaño se desangra sin saber cómo ni por qué, como el caballo que desventrado por el toro pisotea y se enreda en sus propias entrañas…



F. Jameson: “Sí, creo que nos encontramos inmersos en una cultura de la razón cínica, en la que todo el mundo ya sabe todo de antemano, en la que ya no hay sorpresas, un momento en el que todo el mundo sabe lo que es el sistema y lo que hace, que el sistema no ofrece ilusiones a nadie y que simplemente está basado en el beneficio, en el dinero, etc. Si es así, si todos somos tan conscientes de este hecho, entonces es evidente que la función de la cultura de desenmascarar y revelar ese mismo hecho deja de ser necesaria. Aunque al mismo tiempo, si todos lo sabemos ¿por qué no resistimos?”



Da coraje mirar en redor, como solicitando con los ojos que algún ‘raro’ militante del rebaño tome conciencia de la operación ‘masacre’ (para oponerse o resistir), pero nadie parece coscarse o simplemente hacer caso de lo que ‘realmente’ ocurre, se ve que en la práctica ‘opinan’, y aunque lo ignoren, de hecho toleran seguramente por razones independientes de sus voluntades y desde luego de sus intereses, (‘La gente lo que necesita es plata, no sagradas verdades’) que para fracasos y tristezas irreparables ya tienen su propia vida. Quizás por eso se dice que lo que hace más intenso algunos odios es la falta de motivo (o de destinatario concreto). Qué curioso animal es el ser humano, ¿no?

Da coraje ver como rehúsan mirar a la cara su propia existencia (aunque se queden sin saber para qué lado mirar), y cuando por accidente ésta les asalta de forma inesperada en una esquina, en una cola, frente a una ventanilla o pantalla… se estremecen como una adúltera a la llegada de su esposo… y un ciego rencor sin destinatario se extiende en sus cuerpos suicidas como un cáncer.

ELOTRO


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario