“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

viernes, 13 de abril de 2018

13 marzo / 2018


INTRODUCCIÓN
AL PENSAMIENTO MARXISTA

Coordinadores: Néstor Kohan / Claudia Korol


*





2018 / Diario

Voltaire: “piensa en quién no puedes criticar y ese es tu amo”

La cita de Voltaire la suelta Antonio Orihuela en una entrevista que publica ‘El salto’, publicación parapodemita que visito con cierta asiduidad por motivos estrictamente políticos: hay que estar cerca del ‘pensamiento’ enemigo, ese que se disfraza ‘tan eficazmente’ de supuestamente amigo (van sobrados de astucia y doblez). Además de que, para vestir esa supuesta amistad con la coartada de la defensa de ‘los intereses clase obrera’ (mantra tradicional de la socialdemocracia burguesa, Marx dixit), de vez en cuando y muy a su pesar nos suministra y así nos da la posibilidad de compartir, rebuscando entre capa y capa, jugosos datos y documentaciones (no más que unas migajas, una ridícula porción de la ‘minería de datos’ que, gracias a nuestra ‘gratuita’ colaboración, manejan las multinacionales de la incomunicación en red) que, bien despiojados, nos pueden resultar muy útiles para, modestamente, ‘ampliar y profundizar’ nuestro siempre limitado conocimiento, aunque se realice por vía indirecta, de la realidad realmente existente (insisto que para la mayoría esclavizada de la población). Véase por poner un solo ejemplo un artículo, aún así muy moderadito en su forma y contenido, titulado: “Vas flojo, solo el 80%”: crónica de un día en un almacén de Amazon. Y de camino no se pierdan los instructivos comentarios de los lectores saltarines.

De vuelta al poeta, ensayista, ecologista, historiador, educador… y bloguero Antonio Orihuela, veamos como explica su militancia y su posterior deserción de las filas de PODEMOS:

“Creo que, en el momento en el que surge Podemos, yo no llego a Podemos como una cuestión personal. Lo que estaba ocurriendo era que se estaba generando una conciencia colectiva en la que había una necesidad de hacer las cosas de otra manera y, uno, lo que intentó fue, pensando desde posiciones libertarias -quizás ingenuamente- que esa conciencia colectiva que se estaba generando quería hacer las cosas desde otro lugar y con otros planteamientos.
Y ese fue mi paso por Podemos. Yo abandoné Podemos cuando entendí que estaba asistiendo a una reestructuración de la clase política española y a un reajuste de los presupuestos de esa clase política desde la izquierda. Llevaba toda la vida luchando contra eso y criticándolo y, desde luego, no iba a ser partícipe. Creo que estuve en Podemos mientras el aire libertario corrió y abandoné cuando se convirtió en un partido más del arco político.”

Leyendo a Orihuela parece que, en su opinión, todo el intríngulis de contradicciones políticas, sociales, culturales y económicas que determinan la vida de las personas se reducen a un asunto de formas, en sus palabras, de poner en práctica ‘otra manera de hacer las cosas’. Leo y releo la entrevista completa y en ningún lugar encuentro una mínima referencia a algo tan elemental como la perentoria necesidad de ‘hacer otras cosas’, otra política (de clase) radicalmente distinta en el más amplio sentido del término (¿O es que piensan que la OTAN, la UE, el Euro, el Concordado, la Monarquía de origen franquicia... son instituciones reformables 'desde dentro'?. Creo que fue precisamente Orihuela el que escribió algo así como que era mentira que todo estuviese ya dicho, que lo que realmente ocurre es que siempre son los mismos los que dicen y, eso también, dicen siempre lo mismo (reglas de la propaganda). Pero que en cambio a las mayorías silenciadas y, descarada o disimuladamente amordazadas, les queda todo  por decir. Pero quizás aquellos  tiros de fogueo del libertario poeta iban por otro lado del que servidora interpretó en su día, o sea, por el citado lado 'esencial', el de las formas, digo quizás…

En cualquier caso, que un tipo tan viajado y erudito, y ‘de los que toman partido’, como Orihuela (o como Riechmann, Rendueles y tantos otros supuestos intelectuales de ‘izquierda’) se dejara embaucar por el ‘proyecto’ más descarado de ‘partido de fabricación mediática’ ¿adivinan los amos del cotarro?) de la historia contemporánea de nuestro país (UPyD o C’s incluidos) no dice mucho en favor de sus 'luces' o auténticas convicciones ecológicas o emancipadoras en general.

Me pregunto si, aunque no se coscaran de la colosal campaña de marketing, en verdad nunca escucharon las posiciones de Pablo Iglesias sobre la OTAN, el pago de la Deuda, el peronismo, la socialdemocracia, la 'patriotería', la grandeza de los ‘emprendedores de este país’ o la chusma ‘de clase más baja que la nuestra’; o en su defecto las de Errejón y Bescansa sobre la Iglesia católica, el aborto o el Concordato con el Vaticano… sinceramente, me cuesta trabajo creerlo… y en el caso de Orihuela no dudo que fuera cierto eso de que en un principio en PODEMOS ‘corría aire libertario’, no es extraño que dejasen abierta algunas gateras: libertaria, seudomarxista, ecologista sin ideología, feminista transversal… esa treta es de manual, los comisarios políticos no son tontos contratados al tuntún (los principales asesores de Berlusconi habían sido capos de la violenta extrema izquierda italiana). Los ‘brillantes’ poetas, ecologistas de corazón y sociólogos de colocación, sí que las más de las veces me lo parecen. O directamente canallas (siguiendo a Frabetti), que también hay más de uno (Aunque, y ahí tampoco coincido con Orihuela, no precisamente su colega Garcia Montero -poeta al que sistemáticamente despelleja y hacía picadillo, no digo que sin argumentación razonada, bajo el seudónimo colectivo de aquel crítico de la peli 'Eva al desnudo'-, sujeto que para mí no pasa de simple cretino a sueldo).

Acabo de leer un texto de Engels sobre los 'bakunistas' en la España de finales del XIX y pienso que tiene toda la razón, en política revolucionaria los anarquistas dan lecciones de justo lo contrario de lo que hay que hacer... y en mi caso, libertarios como Orihuela me recuerdan a Fredo Corleone: 'tiene un gran corazón pero es estúpido', Al Pacino dixit en la famosa peli.

En fin, si no tienen nada mejor que hacer, lean la entrevista y a ver si tienen suerte en las pesquisas sobre el criminal 'inocente' de siempre, el 'ausente por intocable’ amo de todas las cosas legítimas e ilegítimas.


ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario