“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

lunes, 2 de abril de 2018

02 marzo / 2018





CRISTINA FALLARÁS
"El franquismo arrasó la inteligencia y el pensamiento de España: ¡tierra quemada!"



*





2018 / Diario

“El compromiso político con el presente inmediato –el que está aquí, al alcance de la mano- no puede esquivarse sino con vileza”
(Platón)

*


“En el transcurso de su desarrollo, la clase obrera sustituirá la antigua sociedad civil por una asociación que excluya a las clases y su antagonismo; y no existirá ya un poder político propiamente dicho, pues el poder político es precisamente la expresión oficial del antagonismo de clase dentro de la sociedad civil.
Mientras tanto, el antagonismo entre el proletariado y la burguesía es la lucha de una clase contra otra clase, lucha que, llevada a su más alta expresión, implica una revolución total. Por cierto, puede causar extrañeza que una sociedad basada en la oposición de las clases llegue, como ultimo desenlace, a la contradicción brutal, a un choque cuerpo a cuerpo?
No digáis que el movimiento social excluye el movimiento político. No hay jamás movimiento político que, al mismo tiempo, no sea social.
Sólo en un orden de cosas en el que ya no existan clases y antagonismo de clases, las evoluciones sociales dejaran de ser revoluciones políticas. Hasta que ese momento llegue, en vísperas de toda reorganización general de la sociedad, la última palabra de la ciencia social será siempre:

“Luchar o morir; la lucha sangrienta o la nada. Es el dilema inexorable” / George Sand

(Karl Marx, Miseria de la filosofía)

*

Aristóteles:
“Los jóvenes, pues, son proclives a los deseos y llevados a hacer lo que desean. Entre los deseos del cuerpo son propensos sobre todo a los eróticos y son incontinentes al respecto. Son volubles y pronto saciados en sus deseos y, como desean intensamente, así dejan rápidamente de desear; en efecto, sus voluntades no son fuertes, pero son como la sed y el hambre de los enfermos (...) Y viven la mayor parte del tiempo en la esperanza; en realidad la esperanza es relativa al porvenir, así como el recuerdo es relativo al pasado; y para los jóvenes el porvenir es largo y el pasado es breve (...) Y son magnánimos; porque todavía no han sido humillados por la vida, más bien son inexpertos en lo inevitable, y el considerarse dignos de grandes cosas es magnanimidad: y esto es propio de aquel para quien es fácil esperar.”

*


“¿A ti te ha guiado Juan Ramón?, se burló de él. ¿Esa poética de luz que se quiebra en el cristal? Pero Federico le había leído un párrafo: ¿Cuándo se darán cuenta algunos supuestos jóvenes españoles de que están endiosando a escritores que recortan la luz como papel en fríos simulacros de palabras que a ellos les parecen preciosos? Manejan las ideas y las momifican como si fueran cadáveres y las formas como si fueran ruinas.”

(Rafael Chirbes. “Crematorio”.)

*





“Nos hemos hecho pobres. Hemos ido entregando una porción tras otra de la herencia de la humanidad, a menudo hemos tenido que dejarla en la casa de empeño por cien veces menos de su valor a cambio de unas pocas monedas, de la calderilla, lo “actual”
(Walter Benjamin)

*


“¿Hay ideas tontas e ideas grandes?
¿No dependerá acaso de cómo se llevan a la práctica?”

FLAUBERT A LOUISE COLET (14 de julio de 1847)

*

“Desde el punto de vista material, la monarquía -como cualquier otra forma de gobierno- sólo existe directamente para la clase obrera en la forma de impuestos. Los impuestos son la expresión económica de la existencia del Estado. Funcionarios y curas, soldados y bailarinas, maestros de escuela y agentes de policía, museos griegos y torres góticas, lista civil y jerarquía social: los impuestos son el embrión común donde dormitan todas esas existencias famosas.”

(Marx, La crítica moralizante o la moral crítica (1847)


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario