“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

domingo, 18 de febrero de 2018

18 enero / 2018



“En el aniversario del Frente Popular”

Manuel Navarrete


*




Análisis de ‘El corazón de las tinieblas’ de J. Conrad 
/ Raymond Williams

(Apuntes)

“El corazón de las tinieblas es una obra de 40 000 palabras dividida en tres partes. La historia central del libro está narrada a bordo de una embarcación a vela cerca de la boca del Támesis. Comienza y termina en este tranquilo canal que se dirige hacia el extremo final de la Tierra, el mismo canal que al final del libro se dirige hacia el corazón de una inmensa oscuridad. Esto es dicho por un marinero, Marlow, a cuatro de sus amigos. ”

“La historia no es una alegoría, que necesita ser «descubierta» para encontrar el «sentido». La importancia de una historia como esta es inmanente y está iluminada por la aguda realización de la historia real, que cuando sea «escuchada, sentida y vista» cargará con su propio significado.”

“El énfasis inicial, mientras el barco espera por el cambio de la marea, está puesto en la luz. La atención se dirige hacia el faro, la luz brotando a lo largo de la orilla, el resplandor de la gran ciudad detrás.
‘…Las luces de los barcos se movían en el río, un gran revuelo de
luces subía y bajaba. «Y también este», dijo Marlow de repente, «ha sido uno de los lugares oscuros de la Tierra».

Es la primera declaración de una oposición que con la que Conrad trabaja a lo largo de toda su obra: la oposición convencional entre luz y oscuridad que será definida de forma precisa y particular en su obra como un todo. ‘La luz salió de este río… pero la oscuridad estaba aquí ayer.”

“¿Por qué esta insistencia en estas palabras clave, que en estos fragmentos aparecen sin duda casi crudas? Dentro de la obra, dicha objeción sobre la crudeza desaparece; el foco visual y práctico en la escritura de Conrad se ocupa de eso. ¿Pero qué es lo que está haciendo, entonces? Es evidente que está estableciendo un tema general, una idea que puede resultar extraña para los lectores que se han alimentado de novelistas populares que dicen «no saber el final de la novela cuando la comienzan a escribir», sino que solo se dedican a «crear un personaje y seguirlo por donde los guíe».


La idea de un «tema general, una idea» —no un tema específico, sino un tópico literario que existe en ciertas disposiciones de palabras— es lo que primero debemos aceptar en el trabajo de Conrad.”

“La conquista de la Tierra, que por lo general consiste en robársela a quienes tienen un color de piel distinto o narices ligeramente más chatas que las nuestras, no es nada agradable cuando se observa con atención.”

“Marlow interrumpe su relato para decir:
‘Por supuesto que ustedes, mis amigos, pueden ver mucho más de lo que yo podía ver entonces. Me ven a mí, a quien ustedes conocen.’ Marlow no es solo el narrador de la experiencia, es también su producto.”

«Mi objetivo es, antes que nada, hacerlos oír, hacerlos sentir, hacerlos ver».

“Las palabras que empiezan a dominar la escena tierra adentro es «sin sentido», con sus variantes, «fantástico» y «de ensueño».”

“Lucía increíble y llevaba un portaplumas en la oreja… Amaba sus libros, a los que guardaba en perfecto orden. Todo lo demás en el campamento era un desastre. Cuando un agente inválido es  acostado en su oficina, comenta:
‘Los quejidos de este enfermo distraen mi atención. Sin concentración es extremadamente fácil cometer errores.’

Es fácil notar sobre esta escena que a pesar de su extrema «practicidad», no hay rastros de «naturalismo», del mismo modo que la narración de Marlow, que debe ser de más o menos treinta y cinco mil palabras sin pausa real, no es naturalista.”

“El análisis que hace del director en la estación comercial tierra adentro, por ejemplo, es brillante y convincente, pero está siempre relacionado con el tema literario general.
Veamos esto explícitamente (tan conveniente para nuestro propósito):




Una vez… se le oyó decir:
«Los hombres que vienen aquí deberían carecer de entrañas».
Selló la afirmación con esa típica sonrisa suya, como si fuera una puerta abriéndose en la oscuridad que él ocultaba.

“Y ahora llegamos a la definición más completa, la de Kurtz. Dice Marlow:
Para mí era apenas un nombre. Y me era imposible ver en el nombre a la persona que debe ser para ustedes. ¿Lo ven? ¿Ven la historia? ¿Ven algo? Me parece que estoy tratando de contarles un sueño… que estoy haciendo un vano esfuerzo, porque ningún relato de un sueño puede transmitir la sensación del sueño mismo, esa mezcla de absurdo, de sorpresa y desconcierto en un rumor de revuelta y rechazo, esa noción de estar siendo capturados por lo increíble, que es la misma esencia de los sueños… No, es imposible; es imposible transmitir la sensación de vida de una época determinada de la propia existencia, lo que hace a su verdad, su sentido, su sutil y penetrante esencia. El foco recurrente en el sueño es importante.”

 “Y más adelante aparece el que ha realizado la exploración: Kurtz. El punto era que se trataba de una criatura con muchos talentos, y que de entre todos ellos, el que se destacaba… era su capacidad para hablar, sus palabras, el talento de la expresión, su poder de apabullar, de iluminar al más exaltado y al más depreciable, su palpitante corriente de luz, o aquel falso fluir que surgía del corazón de una impenetrable oscuridad. La luz y la oscuridad aquí están más relacionadas que opuestas”

 “…lo que queremos decir con estructura u organización. Estos elementos, como se podrá ver cuando se haga una relectura de la obra, no son lo mismo que la trama. La trama es un aspecto de la estructura, como lo es el concepto de personaje. La preocupación general de la crítica por la trama y el personaje se trata de una concepción limitada que representa un fracaso en la lectura.”


“…la organización, la estructura o el tema, como queramos llamarlo, existe en la organización real de las palabras.”


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario