“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

martes, 13 de febrero de 2018

13 enero / 2018


"Trabajo asalariado y capital"

Karl Marx






Fragmentos de: Siri Hustvedt. “Vivir, pensar, mirar”.

(Apuntes)

“El ensayo personal tuvo sus inicios con Montaigne, en el siglo XVI, y continúa floreciendo hoy en día. Al igual que la novela, el ensayo es una fórmula elástica y acomodaticia. Hace uso tanto de relatos como de argumentaciones. Puede desarrollarse con rigurosa precisión o serpentear por terrenos procelosos. Su forma la determinan en exclusiva los movimientos del pensamiento del autor y, a diferencia de los trabajos que se publican en las revistas científicas o los artículos en la prensa y revistas académicas, el punto de vista de la primera persona no es rechazado sino bienvenido. Para mí esto es más que una cuestión de género. El uso que hago de la primera persona representa una postura filosófica, pues mantengo que la idea de objetividad que parece representar la tercera persona es, en el mejor de los casos, una ficción instrumental.”


“Nadie puede escapar de su subjetividad. Siempre hay un yo o un nosotros escondido en algún lugar de un texto, aunque nunca aparezca el pronombre como tal.”


“ Mis ensayos son una especie de periplo mental, una andadura en busca de respuestas con la plena conciencia de saber que nunca llegaré al final del camino. Yo hago uso de mi propia experiencia como hago con la de los otros, con el fin de que me ayude a avanzar en una nueva idea. En los ensayos que siguen yo soy un personaje que aparece y desaparece. Que esté o no presente dependerá de la argumentación que pretenda desarrollar. Esta aproximación no es novedosa.

En las Confesiones de San Agustín aprendemos mucho de él y lo que nos cuenta sobre su agónica lucha interior no es algo superfluo. Es la prueba de una investigación filosófica profunda que busca conducir al lector a su propio despertar espiritual.”



“Todo libro está destinado a alguien. Puede que el acto de escribir sea solitario, pero siempre es un intento de llegar a otra persona —a una sola persona— ya que también cada libro se lee en solitario. El autor no sabe para quién escribe. El rostro del lector es invisible. Sin embargo, cada frase impresa en una página contiene el deseo de establecer una relación y la esperanza de ser comprendido.”


“…las peculiaridades de los deseos humanos. Sin duda, la imagen luminosa y seguramente agrandada del teléfono en la pantalla del televisor encendió el deseo de Asti y desencadenó en ella la fantasía de poseerlo. El propio roedor creado por Disney desempeñó también su papel.”

“El deseo puede llegar a ser contagioso. De hecho, los engranajes del capitalismo dependen de él.”


“Alberto Magno, el filósofo escolástico, escribió: «Un lugar es algo que el alma misma crea para depositar imágenes.»


“A mí me pasa a veces que tengo ganas de algo y no sé de qué. Un deseo vago se hace presente antes de que yo pueda definirlo. Es como una inquietud que siento y que puede ser hambre, el indicio de un apetito sexual que está surgiendo, la necesidad de sentarme otra vez a escribir o a leer o de leer algo diferente a lo que estoy leyendo. Pero ahí está, un impulso en busca de una satisfacción que no puedo identificar. ¿De qué se trata? Jaak Panksepp, un neurocientífico, escribe sobre lo que él llama «el sistema de BÚSQUEDA»”


“Sentirse unido a alguien y sentir la ansiedad de la separación son mecanismos evolutivos primitivos que todos los mamíferos compartimos.”

“La historia que cuenta Buber pretende ilustrar el paso de una vida de diálogo con el Otro a una vida de monólogo o «reflexión».”

“…esa cualidad autorreflexiva o de espejo significa una ruptura con el verdadero conocimiento del Otro porque, entonces, éste existe «sólo como una parte de mí».”

“Es el distanciamiento de nuestra mismidad lo que hace posible la actividad narrativa y la memoria autobiográfica. Sin él no podríamos contarnos a nosotros mismos nuestra propia historia.”

“Emma Bovary sueña con París: «Estaba al día de las últimas modas, sabía dónde encontrar los mejores modistos, cuándo ir a la Ópera o al Bois. Estudiaba las descripciones de muebles que hacía Eugène Sue y buscaba en Balzac y George Sand un sustituto de la satisfacción de sus propios deseos. »

No es ningún secreto que los objetos del deseo pierden a menudo su encanto una vez obtenidos. El París real no está a la altura de la ciudad soñada.”

“El deseo es el motor de la vida.”

“Para bien o para mal, le damos un sentido que, necesariamente, está conformado por el lenguaje y la cultura en la que vivimos. Dar sentido puede que sea la seducción última de los seres humanos. ”

“Martin Buber no hace referencia a las madres ni a sus hijos pequeños en su dialéctica entre el Yo y el Tú, pero el diálogo ideal, ese abrirse al otro que él describe, esa comunicación que no depende del habla sino que sucede en silencio, «sacramentalmente», es probable que se manifieste en toda su plenitud en la pareja madre/hijo. En especial durante el primer año, cuando la madre se abre a su bebé. Como escribe D. W. Winnicott en ‘La familia y el desarrollo del individuo’, la madre es
capaz de «renunciar al interés en sí misma para volcarlo en su bebé». Y añade, con su característica lucidez, que una madre tiene «la habilidad especial para hacer bien las cosas. Sabe lo que el bebé puede estar sintiendo. Nadie más lo sabe. Los médicos y enfermeras saben mucho sobre la salud y la enfermedad, pero desconocen lo que un bebé siente a cada minuto porque eso está fuera de su ámbito de experiencia». ”

“Mi alumno comprendió la esencia de lo que echaba en falta: la presencia receptiva del otro y se dio cuenta de que esa ausencia era lo que lo había moldeado y, a la vez, destruido como ser humano.”

“…una pequeña parábola del diálogo genuino: Te he escuchado y acudo a responderte.”



*

No hay comentarios:

Publicar un comentario