“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

jueves, 8 de febrero de 2018

08 enero / 2018








La OTAN y las bombas atómicas no son temas electorales
Manlio Dinucci



*



2018 / Diario

Cuando las marionetas de la CIA abanderan la ‘Lucha contra la corrupción’

“Atacar a la casta política como la responsable de los males que se padece a diario –la pobreza, la carencia de servicios básicos, la violencia, la precarización del trabajo– es un buen expediente para no tocar los resortes últimos del sistema.

«Porque los políticos se roban todo es que estamos como estamos», pareciera la consigna. Con eso se invisibiliza la explotación de fondo, la lucha de clases, la extracción de plusvalía de la clase trabajadora por parte de los dueños de los medios de producción, verdadera y única razón de la pobreza y exclusión de las grandes mayorías populares. De ese modo el enfrentamiento irreconciliable de clases no entra en escena, dejándose en la «mala conducta» de los funcionarios de gobierno la causa de las miserias vividas.

De ese modo, luchar contra la corrupción gubernamental se presenta como un camino expedito a la mejora de las condiciones de vida. Una vez más: la manipulación manda. Se hace creer a las grandes masas que ahí está la solución.”
(Marcelo Colussi)





Argentina, Brasil, Bolivia, Venezuela y los ‘tanques de pensamiento’ de la CIA…
y de Spain, ¿Qué se sabe?

Pues en la España que es diferente y orgullosa de serlo, también sufrimos la ‘corrupción’, esta nueva plaga bíblica. Pero como ya dijo en su día la ‘incorrupta’ Esperanza Aguirre: tranquilo Jordi, que el PPSOE es el primero en combatirla (O fue ‘el campechano’).

Otra cosita que padecemos, en paralelo, es el bombardeo mediático constante: que si las mordidas del 3% de los independentistas, que si ‘La Gürtel’, que si ‘La Púnica’, que si ‘Los ERES’, que si ‘la Bankia de Rato y del suicidado’, que si ‘El Botín del Banco Popular’, que si el ático del Cardenal, en fin, la podredumbre de nunca acabar… pero no agitada, sino muy bien mezclada con el colorante y saborizante 007.

El caso es que hemos pasado de no enterarnos de nada (sólo se publicitaba, por el que dirán, un ‘escándalo’ cada cierto tiempo)  a no enterarnos de nada (se publicitan miles de casos todos los días laborables y fiestas de guardar), en esto de la corrupción realmente existente según los medios de desinformación y control social. De tal manera que no hay cabecita capaz de aclarase sobre el asunto de la corrupción, que no hay manera de diferenciar entre lo importante (las causas de raíz)  y lo irrelevante (los efectos especiales), ni siquiera entre el chocolate del loro y el ‘Botín’.

Por poner un ejemplo, centrémonos en el caso de Jaume Matas, un sujeto que fue Presidente del Partido Popular de Baleares y Presidente del Gobierno Balear en dos ocasiones, además de Ministro de Medio Ambiente con Aznar. Pues bien, parece que el menda es un corrupto de manual, ya en parte confeso, que por ahí anda negociando con la Justicia del PPSOE orgullosa de serlo, cómo arreglan ‘lo suyo’. Lo suyo, lo del bolsillo de Jaume, sin duda un desolador incidente,  deben de ser, todo lo más, unas pocas decenas de millones de euros que la criaturita afanó en un momento de debilidad, o de lucidez, vaya usted a saber la auténtica catadura moral del ppájaro o, más bien, gaviota. Y hasta aquí, evidentemente un resumen, el bombardeo mediático sobre la ‘corrupción’ del probe Jaume…

Una malpensada como servidora podría llegar a suponer, conste que digo suponer, que, así encarrilada la batallita contra la corrupción (mediática y judicial, la cosa queda limitada a cierta casta, con manzanas/militantes presentes en todos los cestos/partidos políticos e instituciones gubernamentales), se consigue desviar la atención del personal subalterno del auténtico origen del problema, el Sistema (palabrita muy en boga para no escribir capitalismo), ocultando de paso la incontestable centralidad de la explotación del trabajo asalariado, de la extracción de plusvalía que ellos llaman beneficio (sólo por llevarle la contra a Marx), o sea, la irreconciliable lucha de clases que todo lo atraviesa, lo impregna, lo pringa… en una sociedad ‘naturalmente’ (ellos sostienen) dividida en clases. Porque de los desaparecidos nueve mil millones de euros en que se cifra el agujero que dejó el Jaume de marras, durante su andadura en el Gobierno de Baleares, se habla poco, ¿no es cierto?, total, no vamos a perder el tiempo con el chocolate del loro… nueve mil millones dice?… de dinerito público que, lo más probable, hayan acabado en anónimos, por impublicitables, bolsillos privados? sería la primera vez... esas transferencias de capital público a manos privadas por la jeta no se suelen dar en una sociedad de Libre Mercado o de Estado de Derecho, que dice el Marsé... 

¡Lo nuestro no va por ahí, lo nuestro va en serio, nosotros no vamos a perder el tiempo con los grandes corruptores y traficantes (por lo demás intocables), nosotros vamos a acabar de una vez por todas con el trapicheo menudo, el de la corrupción escandalosa e inofensiva! 

¿me se entiende?


ELOTRO


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario