“Crear una nueva cultura no significa sólo hacer individualmente descubrimientos «originales»; significa también, y especialmente difundir críticamente verdades ya descubiertas, «socializarlas», por así decir, y especialmente convertirlas en base de acciones vitales, en elemento de coordinación y de orden intelectual y moral.”

(Antonio Gramsci)

miércoles, 10 de enero de 2018

10 de diciembre / 2017


‘El hombre del pasamontañas’

Leonardo Sciascia



*




“La vida hay que vivirla hacia delante, pero sólo se puede comprender hacia atrás.”
(Kierkegaard)



La prensa seria nos salva… el sentido del humor.

Cuando tú no haces política, te la hacen ‘ellos’ (como se llamen: ‘clase poseedora’, ‘fuerzas reaccionarias’, ‘imperialismo’), por supuesto que ‘sin echar mano de ninguna ideología y, por supuesto, 'apolíticamente’:

“Llega el invierno a las cuentas de 2018: se congela el sueldo de los funcionarios y las pensiones pierden poder adquisitivo.”

Y no solo en Spain y Catalunya, también ‘nos la hacen’ en los estados arrejuntados, incluido el pobre Puerto Rico, del Imperio:

“Iberdrola estima un impacto positivo de 1.200 millones por la reforma fiscal ‘TRUMP’ en EEUU”

¿Puede haber un español, o incluso un catalán bien nacido, orgulloso de serlo que no se alegre por ‘nuestra’ Iberdrola, a pesar de lo que ésta nos roba, patrióticamente, mes a mes, pero ‘porque es lo que hay’ y cualquiera sabe que no son precisamente una oenegé ecologista, con el recibo de la luz?

“El Gobierno premia con la Orden Civil de Alfonso X a un Borbón que escondía dinero en Suiza”

Lo dicho, ‘es lo que hay’ y, además, orgullosos hasta las cachas… ¿o eran las ingles?

Por cierto, recuerdan aquello de ‘hasta el rabo de Florentino  todo es toro’…

“El Gobierno regala otros 80 millones a Florentino Pérez por el Proyecto Castor”



…pues ya ven cómo el ‘Dios Mercado’ reparte suerte…

*




Celebración de la amistad

En los suburbios de La Habana, llaman al amigo mi tierra o mi sangre.
En Caracas, el amigo es mi pana o mi llave: pana, por panadería, la fuente del buen pan para las hambres del alma; y llave por...
Llave, por llave -me dice Mario Benedetti.
Y me cuenta que cuando vivía en Buenos Aires, en los tiempos del terror, él  llevaba cinco llaves ajenas en su llavero: cinco llaves, de cinco casas, de cinco amigos: las llaves que lo salvaron.
(Eduardo Galeano)

*




Fragmento de: “Las lecturas de Marx en el siglo XXI”, Robert Kurz


“Puesto que el horizonte de desarrollo interno capitalista se ha disipado, ya no se puede formular una oposición emancipatoria dentro de las categorías del moderno sistema de producción de mercancías. Esto significa que tampoco es posible luchar simplemente contra un enemigo externo fácilmente definible (la «clase poseedora», las «fuerzas reaccionarias», el «imperialismo» de las potencias establecidas, etc.), pero también que la propia forma del sujeto y de la acción (capitalistamente constituida) está a disposición. Esto es tan difícil de entender como de soportar.

Es evidente que el desarrollo histórico entró en una zona tabú. Sólo en la superficie el capitalismo fue un proceso de destabuización. En esta sociedad, en el final de su desarrollo, (casi) todo está permitido, bajo la condición, sin embargo, de que se pueda comprar y vender.

No obstante, la aparente arbitrariedad universal se halla al mismo tiempo limitada por formas completamente no arbitrarias, hasta cierto punto dogmáticas, unidimensionales y sin alternativas de valor, mercancía, dinero y competencia, en que se basa la forma y sustancia económico-empresarial del «trabajo». Esta dictadura de la forma social, que entretanto ya alcanzó incluso al amor, el deporte, la religión, el arte, etc., no tolera otros dioses.”

“No importa las vueltas que se den: no hay manera de eludir a Marx, aun cuando actualmente el «retorno a Marx» sólo pueda referirse a la crítica radical categórica del fetichismo de la era moderna, una crítica que viene siendo reprimida hasta el día de hoy.”

“Incluso después del capitalismo, seguirá habiendo enfermedad y muerte, envidia e individuos despreciables. Sólo que no ya no existirá una paradójica pobreza masiva, producida por la producción abstracta de riqueza; ya no existirá un sistema autonomizado de relaciones fetichistas ni formas sociales dogmáticas. El objetivo es grande, justamente porque, medido por la exaltación utópica, se muestra relativamente modesto, y no promete nada más que liberar de sufrimientos completamente innecesarios.”


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario