Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 18 de agosto de 2017

18 de julio / 2017



Beckettiana

“Desgraciadamente hay que atenerse a los hechos, a qué atenerse, a qué agarrarse, cunado todo zozobra, sino a los hechos, cuando los hay, que exceden, al alcance del corazón, qué bonito es eso, del corazón que grita: “El hecho es ése, el hecho es ése”.
(Beckett)

El hecho tampoco prueba nada. Sin embargo, algún papel tiene que desempeñar esa historia de permanecer donde uno se encuentra, muriendo, viviendo, naciendo, sin poder avanzar, retroceder, ignorando de dónde vinimos, dónde estamos, adónde vamos, y que sea posible estar en otra parte, estar de otro modo, sin suponer nada, sin preguntarse nada, no se puede, se está ahí, no sabemos quién, no sabemos dónde, la cosa sigue ahí, nada cambia en ella, en tomo a ella, aparentemente, aparentemente.  

O en compañía de otros…

El hecho es que esta misma tarde, jueves 17 de agosto, a consecuencia de ‘un atentado terrorista’, han muerto en Barcelona 13 personas y la matanza se amplía a un centenar de heridos en algunos casos muy graves. El hecho es que los terroristas, a bordo de una furgoneta (alquilada con el nombre y dni auténtico y, en su interior, la policía encuentra un pasaporte de otro terrorista), han arrollado a los inocentes paseantes en la peatonal y siempre atiborrada Rambla barcelonesa (horas más tarde la policía aborta otro ataque  terrorista –son abatidos cinco terroristas- en el paseo marítimo de Cambrils).

“La realidad, independientemente de cómo la interprete cada uno, está al otro lado de una pantalla de clichés”
(John Berger)




El hecho es que el ISIS ha reivindicado la autoría del atentado.

“Un indicio es un hecho observable que nos informa sobre otro que no lo es directamente”
(Georges Mounin).

¿Qué es el ISIS? ¿Qué es el Daesh? ¿Qué tiene que ver USA en la 
creación, entrenamiento y financiación de estos grupos terroristas –como reconoció en sus ‘correos’ Hillary Clinton y mucho antes Zbigniew Brzezinski- yihadistas? ¿Por qué nunca se habla del papel financiero e instrumentalizador de Arabia Saudí y de sus jeques tiranos acomodados en Marbella sin que nadie le pida los papeles? ¿Y la OTAN y su GLADIO a qué están, a evitar o a facilitar, como en la estación Bolonia -85 muertos y 200 heridos-?

“Esperar impasible sin preguntas, caer como las hojas de los árboles, sin signos de interrogación”
(Peter Handke).

En fin, desinformación es lo que hay, y claridad meridiana sobre quienes, según la autoridad, son los malos. Por eso las certezas, ¿no? Por eso Rajoy aprovecha para montar en Barcelona su reunión del Consejo de Administración, y hace un llamamiento a la unidad de la patria, ¿frente al terrorismo separatista? Y que me dicen de El País destacando que el principal sospechoso ya estuvo en prisión pero… ¡Ay! Salió de la cárcel al poco rato ¿Lástima de pena de muerte?… no sólo instrumentalizan el terror que ellos mismos han creado (¿se les ha ido de las manos, como Bin Laden o Noriega, o se trata de lo diametralmente opuesto?) sino que no pierden oportunidad para engordar la hegemonía ideológica que tanto ‘consentimiento’ les procura.
En fin, en fin…

ELOTRO


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario