Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

jueves, 17 de agosto de 2017

17 de julio / 2017


RANAHIT GUHA

“LAS VOCES DE LA HISTORIA
Y OTROS ESTUDIOS SUBALTERNOS”

Prólogo de Josep Fontana


*





La fenomenología del ‘fenómeno’.

Dice El País que ha dicho Manolo Valdés: “Calatrava es un fenómeno”. Calatrava es ese ‘fenómeno’ de la arquitectura mediática al que se le estropean, se le escacharran o se le quedan obsoletos sus carísimos tinglados antes incluso de ser inaugurados. Es un tipo que, a precio de mercado, cobra cien millones por una maqueta que no pasa, que ya se sabía que no iba a pasar, del estado de maqueta, y que curiosamente le encargó otro ‘fenómeno’, un tal Francisco Camps, capo del PPSOE valenciano, el mismo de los trajes y el pelotazo, con el dinero de los cursos de formación para el empleo, de la Fórmula 1, el amiguito de aquel saco de mierda que atendía por Rita, otra ‘fenómena’ de la corrupción. Pero Manolo Valdés, la mitad viviente del otrora admirable ‘Equipo Crónica’, lleva 25 años viviendo y trabajando de sol a sol como un artista millonario en Nueva York (no es lo mismo artista millonario que artista millonario en Nueva York), se ve que no anda muy bien informado de la vileza y abyección que caracteriza la conducta de tales ‘fenómenos’. O sí, y por eso.

Todo esto viene a cuento, ya saben que servidora es una ‘métomentodo’, de una magna exhibición de gigantescas y pesadísimas (y carísimas) esculturas del ‘fenómeno’ Valdés (ahora ya felizmente liberado de las nefastas anteojeras ideológicas que le llevaron a comprometerse y posicionarse contra la represión e injusticia social de la España franquista) instalada en ‘La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia’, obra del ‘fenómeno’ Calatrava y patrocinada por la no menos ‘fenómena’ esposa de Roig (detrás de todo corrupto explotador siempre hay una ‘Fundación’ que blanquea la infame y sangrienta plusvalía, el dinero negro y además te ahorra impuestos), el capo de Mercadona, otro ‘fenómeno’, éste con estrella propia en la acera de la fama de la pasta gansa de la revista Forbes (esa mismita publicación que un día dejó de publicar las cifras de la extraña fortuna del ‘campechano’, otro ‘fenómeno’ del arte de la sisa).
En fin, que todo nos va fenomenal que te cagas… y por eso la prensa del Régimen-78 te lo cuenta con pelos y señales.



La basura que difunde la prensa me dispara digresiones.

Lástima que servidora no posea ni un gramo del talento de Momo para el sarcasmo, la burla o la agudeza irónica. Leo que Rajoy dice que se conforma con pasar a la historia como una persona decente. Lo leo en ‘El País’ el periódico más decente y global de los que prestan sus servicios a la Agencia radicada en Langley. Nos mean encima y los periódicos dicen que llueve. Será porque nada se puede -y mucho menos dar con el causante, autor o ejecutor, ah, la concatenación…-, contra los fenómenos meteorológicos.

Cierto es que algunos autores intelectuales de crímenes o actos terroristas deben de ser seres muy acomplejados, a la habitual falta de pruebas me remito, que sin duda prefieren pasar desapercibidos. Y es por eso que ellos no suelen dejar olvidado el carnet de identidad en el lugar de los hechos (bromita que encabrona a la chusma enfadosa todavía más).

Es pues de agradecer que se abstengan de insultar, aún más, nuestra inteligencia, por así llamarla. Ah, que importante son las buenas formas y maneras, son ellas las que nos hacen un poquito más llevadera esta mierda de vida cenagosa y mediocre. Me releo y noto que siempre tiendo a la solemnidad, ¡incluso cuando escribo sobre Rajoy y El País!, menudo poder el de los poderes responsables de la inercia. Definitivamente lo mío (¿Qué hay de lo mío?) no tiene remedio. Ni veneno que venga a buscarme a la salida del trabajo. Pero no pierdo las esperanzas, una nunca sabe el pasado que le espera.

ELOTRO



*

No hay comentarios:

Publicar un comentario