Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

domingo, 30 de julio de 2017

29 de junio / 2017

EL HOMBRE QUE MIRABA PASAR LOS TRENES
Georges Simenon

***



“Tan sólo no apretar el nudo antes de que se esté seguro de que se ha logrado el final correcto”
(Ludwig Wittgenstein)


Me acuerdo de cuando las afirmaciones gratuitas no salían gratis.

*

Me acuerdo de cuando casi todo era casi siempre o casi nunca.

*

Me acuerdo de cuando el cómo incluía el qué en presencia y en ausencia de éste.

*

Me acuerdo del valor de cambio de muchas cosas que nunca llegué a usar. En pesetas.

*

Me acuerdo que sólo sabíamos distinguir la cultura de la contra-cultura, ‘a fin de cuentas’.

*

Me acuerdo de que por entonces hasta mi mejor perfil carecía de horizonte y acontecer alguno. Tampoco afán de lo que fuera.

*

Me acuerdo de cuando leí por primera vez que Diego Velázquez ejerció de  pintor de la Corte y camarero. Spain siempre ha sido un país de excelentes camareros.

*

Me acuerdo de cuando miraba un cuadro sin sospechar que el cuadro me miraba.

*

Me acuerdo que pensaba en cosas fútiles y que también me cansaba.

*

Me acuerdo de cuando la tarea revolucionaria consistía en mostrar la apariencia que se esconde tras la realidad. Sin ‘red’  la cosa no era nada fácil.

*

Me acuerdo de haber dado muchas puntadas sin hilo, pensaba que así mi vida se simplificaría…

*

Me acuerdo de cuando mis desgracias me divertían. Desconocimiento de la propia identidad, fue el diagnóstico. Curó solo.

*

Me acuerdo de haber aceptado muchas cosas que detestaba. Pero no porque las detestara.

*

Me acuerdo de que en la Atenas de Pericles y sucesores el verdadero termómetro político era el teatro cómico a lo Aristófanes. Ahora tienen termostato con mando a distancia.

*

Me acuerdo de la aguda vista que tenía yo en aquel entonces. Y de cosas peores.

*

Me acuerdo de cuando el qué de la vida consistía en cómo te rasgaban los bien nacidos y en cómo te cosías, en todos los aspectos.

*

Me acuerdo de los argumentos de cartón fallero, ¡Cómo ardían!

*

Me acuerdo de que allá por el año 1861, una encuesta gubernamental desveló que el número de trabajadores ingleses empleados en la industria: fábricas textiles, siderurgia… era menor al de empleadas domésticas.

*

¡Qué manía con explicitar!

*

ELOTRO


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario