Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 18 de julio de 2017

17 de junio / 2017

Néstor Kohan - La vigencia del marxismo


***




'Mientras no cambien los dioses nada habrá cambiado'
(RSF)

La realidad que echan por la tele nadie se la puede creer, nadie que yo sepa se la cree. Todo el mundo pronto o tarde se percata de que todo eso que ponen es un puro engaño. Se ve a la legua lo chapucero del escamoteo, y lo mal que disimulan el trocar lo de verdad por lo de mentira. Y es que no les casa, salta a la vista que no hay acople, que nada encaja, y se nota a la primera y además mucho…¡hasta ellos, por mucho que cierren los ojos, tienen que caer en la cuenta! Ya te digo…

La tele es mentirosa a todas horas no a ratos, esto también lo tengo comprobao. Digo yo que hasta el más cretino que to se lo cree tiene que notar que no es real, que las cosas no son así, porque sabe, a poco que sepa por la propia costumbre, abundo que aunque no sea muy despierto, que las cosas reales de la vida no ruedan así, que no es así la cosa vaya, que no hay más que ver ese orden tan descabalao…
¡qué lo va a ser!

“Le tiró la inclinación”

Esas historietas que salen cada dos por tres por la tele, ya sé que son las teles pero yo me entiendo, las sacan, y vete a saber de dónde,  porque les da la gana a ellos, al que sea, o porque les debe gustar eso de andar todo el santo día trapaceando. Debo aclarar aquí que ni el Basilio ni el Sebas me siguen en esto, y que por eso se me han desmitificao los dos. El uno, de golpe y porrazo muy moderno él, dice que soy un exagerao, que ni a todas horas ni todos los días ni que todo son patrañas, y es que el Basi, todo tiene su porqué, desde que se ha hecho de PODEMOS, y que conste que no me regocijo de tanta degradación, anda sobrao de tibieza reformista… ¡la madre que me parió que no tiene culpa ninguna!

“Volver a la normalidad”

Por cuenta del Sebas, y peor desde lo del Vargas Llosa y la Preysler, la cosa va de intelectual puro, osease, binario pero equidistante. Todo un despiporre, se ha asimilao a esos pelanas que no se comprometen ni siquiera con no comprometerse; que si sí, que si no, que si más o menos sueco o ni menos ni más sueco de lo necesario pero sí lo suficiente… y con el agregao de  la sentimentalina del ‘consenso’ y la adoración frailuna  de la ‘cohesión de todos cogiditos de la manita’ como meta a más no poder exclusivista… y Dios en la de todos… menudo cuajo se gastan… vamos, que la cabeza se les ha ido de las manos. En fin, ya digo, un fanático de la masturbación.

Sigo con mi, eso me achacan, inercia mental. También he pensao mucho, no me gusta caer tan bajo como los que largan sin fundamento, que algún provecho le deben de sacar a tanto embuste, si no, esa es la verdad, la cosa creo que no se explica. Yo por lo menos no acierto a penetrar ese empeño cerril en la patraña monda y lironda,  y quede claro que lo bautizo patraña porque bien que me fijo, aparte el atavío, en lo que lleva dentro y en lo que se le entiende y en el sentido de marcha. Y por lo más, insisto en lo pesao, en la usanza del machamartillo: ¡a todas las horas y todos los días sin falta! No respetan ni el merecido descanso.

“una imitación de una imitación”

Vuelvo a lo mismo. No hay quien me quite de la cabeza que algo buscan, seguro, eso seguro. Ahora para el bien entendido, y aún la certeza de que la tele no sea campo en el que crezca verdad, quede claro que a la tele, incluida la mía, todo el mundo le hacemos caso, eso también lo digo con todas las letras. Misterio que me consta y no replanteo que es cosa de ahora. Y lo mucho que me jode, que también quede por aquí. Pero las cosas de los hechos, tan tozudas como son. Como el asco que da todo.

ELOTRO


*

No hay comentarios:

Publicar un comentario