Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

miércoles, 14 de junio de 2017

14 de mayo / 2017

‘Marxismo y filosofía’
Karl Korsch

***




Eliminar totalmente la apariencia fetichista…

“El ‘objetivo directo’ de la investigación marxista consiste en poner de manifiesto todas las formas de antagonismo y de explotación existentes en la actual sociedad capitalista, para ayudar al proletariado a romperlas”
(Lenin)

*

“Marx fue el primero en identificar ese objeto histórico conocido como capitalismo: el primero en mostrarnos cómo surgió, por qué leyes se regía y cómo podría ponérsele fin. Si Newton descubrió las fuerzas invisibles que llamamos leyes de la gravedad y Freud dejó al descubierto el funcionamiento de un fenómeno invisible conocido como el inconsciente, Marx desenmascaró nuestra vida cotidiana y desveló la hasta entonces imperceptible entidad que denominó modo capitalista de producción.”
(Terry Eagleton, ‘Por qué Marx tenía razón’)

*



Unos fragmentos del Karl Marx de Karl Korsch, el profesor de marxismo de Brecht

Las mercancías ya se producían desde los tiempos de Aristóteles pero…
“La producción capitalista de mercancías empieza históricamente con la separación de los productores de mercancías, campesinos y artesanos, de sus medios materiales de trabajo y con la transformación de los medios de producción de los trabajadores en ‘capital’ de los no trabajadores”

Por consiguiente una pequeña e instructiva  mención al carácter esencialmente reformista de la lucha sindical…
“El regateo individual y colectivo por las condiciones de venta de la mercancía fuerza de trabajo pertenece plenamente al mundo de la apariencia fetichista.”

El análisis de los hechos y procesos históricos ayuda a esclarecer, deslindar, especificar y detallar…
“La burguesía ha puesto en el lugar de la explotación encubierta por ilusiones religiosas y políticas (Edad Media) otra forma de explotación encubierta más refinada y más difícil de desenmascarar (‘Disolver la dignidad personal en el valor de cambio’)”

“En la era burguesa de la ‘libertad mercantil’ la producción de los productos del trabajo es pretexto y encubrimiento de las relaciones de opresión y explotación que subsisten con otra forma. La ‘economía política’ es la forma científica de encubrimiento de ese hecho”

De ahí que Marx titulara su gran proyecto: ‘Elementos fundamentales para la crítica de la economía política’

“La significación real, histórica y social de la ley del valor aparece cuando se elimina la apariencia fetichista… (…)
Tampoco la doctrina de la ‘plusvalía’, generalmente considerada como la parte propiamente socialista de la teoría económica de Marx, es, en la forma que éste le da, un simple ejemplo de cálculo económico que compute al capitalismo una estafa formal cometida contra los trabajadores, ni una aplicación moral de la economía que reclame al capital la parte sustraída del ‘producto íntegro del trabajo’. Como teoría económica parte, por el contrario, del hecho de que el empresario adquiere ‘normalmente’ la fuerza de trabajo explotada por él en su empresa mediante un verdadero trueque por el cual el trabajador obtiene con el salario el pleno contravalor de la ‘mercancía’ que vende. La ventaja del capitalista en ese trueque no nace de la economía, sino de su privilegiada posición social. Como poseedor monopolista de los bienes de producción materiales, puede utilizar la fuerza de trabajo comprada por su ‘valor’ económico (valor de cambio) según su específico ‘valor de uso’ para la producción de mercancías. Entre el valor de las mercancías obtenidas en la empresa capitalista por la explotación de la fuerza de trabajo y el precio pagado por esa fuerza de trabajo a sus vendedores no hay, según Marx, ninguna relación económica, ni en general, ninguna relación racionalmente determinable. La magnitud del exceso de valor producido por los trabajadores en los productos de su trabajo respecto de su salario, o la cantidad de ‘plustrabajo’ prestado para la producción de esa ‘plusvalía’, y la razón entre ese plustrabajo y el trabajo necesario (esto es, la ‘tasa de plusvalía’ o ‘tasa de explotación’ vigente en una determinada época y un determinado lugar) no son en el modo de producción capitalista resultado de ningún cálculo económico. Son el resultado de una lucha de clases social que, precisamente por el hecho de que en el mecanismo económico de la producción capitalista no hay ninguna limitación objetiva al aumento de la tasa de plusvalía, va tomando en el curso del desarrollo formas cada vez más agudas con la creciente acumulación de capital en un polo y la creciente acumulación de miseria en el contrapolo de la sociedad, y finalmente desemboca en una revolución abierta.”

Qué anacrónico y obsoleto todo, ¿no es cierto?


***