Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

domingo, 14 de mayo de 2017

13 de abril / 2017

Pierre Lamaitre
“Alex”





El rito del correo no deseado (1 / 4)

Hola Luis, aquí Elsa, me conoces pero no sabes quien soy. He decidido escribirte todos los días. No te molestes en contestar, no estoy interesada en establecer ningún tipo de relación epistolar. Por supuesto que tampoco es necesario que leas mis correos, a todos los efectos eres sólo un figurante sin texto, una simple pared de frontón. Reúnes todas las condiciones necesarias para funcionar como mi coartada perfecta, un interlocutor al que conozco lo suficiente como para saber qué tono debo emplear en mi monólogo. He cortado todos los vínculos conmigo. Sobre el contenido ningún problema, no callaré nada, ninguna cosa quedará fuera, no existió, existe ni existirá ningún enlace o relación  entre nosotros que pueda condicionar o mediatizar cualquier  posible asunto a tratar. Sé de tu afición al apropiacionismo de historias ajenas, pues bien, si les encuentras algún valor de uso, te las regalo. Lo has adivinado, se trata de un ejercicio de estilo. El algo más supongo que llegará. O no.

"El nuevo vecino, más o menos sietemesino, sale al rellano todas las mañanas laborables puntualmente a las ocho y cuarto. Me pilla casi siempre  preparando el desayuno. La inconfundible señal a través de los tabiques de cartón: abre y cierra su puerta blindada, son cuatro ruidosas vueltas de llave en cada operación. Entremedias llama al ascensor. Rito. Antes le espiaba a través de la mirilla, ahora ya no. Creo que una mañana percibió que yo estaba detrás del ojo de pez. Miró fijamente sin verme unos segundos y sonrió con jactancia. El muy imbécil. Me gustaba verlo, es como un moderno caballero andante, motorizado más bien, tan peinadito y embutidito en su ajustado traje, con maletín y casco en ristre…

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario