Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 21 de abril de 2017

21 de marzo / 2017



El desorden de mi orden. Frente a mí, además del monitor, el teclado, el escáner/impresora, los altavoces y un disco duro,  tengo una estantería abarrotada de libros (y de cachivaches). Digo abarrotada porque prácticamente no queda hueco que aprovechar ya sea este vertical, horizontal o diagonal y también por el desorden de temas y autores. Concretemos algunos puntos periféricos del mural: arriba a la izquierda se sitúa “Los ojos de Rembrandt” de Simon Schama. También en el extremo izquierdo pero en el estante inferior tenemos a Miguel Sánchez-Ostiz y su obra “El Escarmiento”. Y en la balda de más abajo: “Los ensayos” de Michel de Montaigne”. Bajando otro escalón: “El juguete rabioso” de Roberto Arlt. Y por fin sobre la mesa de la computadora en horizontal obras de Céline, Lukács, Franco Moretti, Canetti, D.H. Lawrence, Brecht… Y si pasamos a la parte derecha de la estantería y de abajo hacia arriba tropezamos en sus extremos con: “El Capital” de Marx. “Soberanos e intervenidos” de Joan E. Garcés. “Por el bien del Imperio” de Josep Fontana. “Marxismo y literatura” de Raymond Williams. “La era del imperio” de Eric Hobsbawm. “Antonio Gramsci, Antología” de Manuel Sacristan y “Poesía completa de César Vallejo”. Debo añadir que, con el mismo desbarajuste y parecida mezcolanza tengo en la pared de mi izquierda y colgadas sobre un costado y a los pies de la cama otras dos pequeñas estanterías y a mi espalda cubriendo toda la pared y desde el suelo hasta el techo la librería más grande. Calculo un tumulto de unos mil libros en total y de ellos quizás más de un tercio sin leer.
En fin, una muy escueta y muy parcial muestra del pandemónium a que me refiero, y por supuesto una referencia que creo que  puede ilustrar, al menos en parte, el  caos de mi mente y que, a su vez, puede colaborar a explicar o al menos clarificar el fárrago de este diario de lecturas, con alguna cosilla más, que anoto en este blog.

Pero este particular introito realmente sólo viene a cuento debido a la mareante y confusa sensación que tengo en este preciso momento en mi propia mente tras la diaria y ‘obligada’ lectura, finalizada hace escasos minutos, de la prensa digital, en concreto quiero destacar la de ‘eldiario.es’ (el diario del filántropo Soros en Spain), hoy 6 de marzo de 2017, y que a continuación comparto en  sus titulares con el amable lector:

“Ciudadanos baraja las opciones de "moción de censura o elecciones" como salida a la situación en Murcia.”

Ángel Gabilondo
"El PP ha probado su propia medicina con la Lomce"

“El hallazgo de unos restos en Canadá pone en cuestión la fecha en que se originó la vida.”

“Luis Delso contradice la versión de los cabecillas de Gürtel sobre 'Luis el cabrón”

“Ken Loach: Corbyn no debe pagar por los pecados de Blair, Brown y el Nuevo Laborismo”

“El padre Román niega los abusos sexuales ante el juez y dice que era "amor cristiano"

“El Corte Inglés traslada al juzgado la lucha de poder entre los clanes del grupo”

Iglesias, sobre el equipo de Errejón: "Hay compañeros que dentro defendían una cosa pero fuera no decían nada"

“El sueldo medio en la cúpula de TMB alcanzó los 139.000 euros en el último gobierno PSC-ICV”

“Dimite el presidente de la falla que quería homenajear a la Fundación Franco.”

“Peugeot-Citroën confirma la compra de Opel por 2.200 millones de euros.”

“El Gobierno sigue privando a los trabajadores temporales de la tarjeta sanitaria europea.”

“Condenados a tres meses de cárcel por protestar en la universidad contra un profesor homófobo.”

“Trump pide al Congreso que investigue el supuesto espionaje de Obama a su campaña electoral.”

“Jane Fonda revela a Brie Larsson que sufrió abusos sexuales y fue despedida por no acostarse con su jefe.”

“Una foto 'delata' a Marhuenda, tras llamar 'frikis' a Hazte Oír en 'la Sexta Noche”

¿Por un casual, han oído ustedes hablar, en medio de este bien diseñado y tumultuoso jaleo, de eso que el, según dicen los amos del altavoz, redomado estalinista y pedantesco Lukács llamó reificación? Yo por mi parte pienso que, ante tanta fragmentación de la realidad ya previamente ficcionada y tantísima cosificación de ficciones ya refritas, sobran más comentarios, ¿no les parece?

ELOTRO



***