Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 27 de marzo de 2017

24 de febrero / 2017


José Sazbón
“El fantasma, el oro, el topo: Marx y Shakespeare”



***




“La distancia retrospectiva magnifica las cosas.”
(Vladimir Nabokov)

‘Aquí es donde papito orina’, ingeniosísima frase que, a punta de navaja  grabada por un anónimo pillo, luce sobre la vieja corteza del nogal bajo cuya sombra, el mismo  cagatintas que les narra, solía leer, dibujar o echar una cabezada algunas tardes. Puestos a suponer seguramente se trata de una vulgar travesura de estudiante para impresionar a alguna rolliza y vegana moza, ya sea del lugar o más bien  foránea y  con gustos o vicios pelín escatológicos. Y por supuesto cinéfila del de ‘pensar’, o sea, de ese cine que de tan intelectual  incluso permite ver cómo crece la yerba…

Desde que la granja vecina fue reemplazada por un moderno autocine, el pequeño bosque que lleva siglos escoltando al río monte abajo, ya no parece ni por supuesto es el mismo. Y no se trata sólo de las continuas e injustificables agresiones a la abundante flora y a la escasa pero muy valiosa fauna que lo puebla o por mejor decir que lo poblaba, (cosa que ya sería motivo más que suficiente para confinar ‘una buena temporada en el infierno’ –me refiero a un averno del respeto a la naturaleza incluyendo a los propios congéneres- a todos estos zafios, por más que ‘preparados y pedantes’, especímenes. Esas cosas enconan.), sino que desde el funesto día de la espectacular inauguración  del moderno centro cultural cinematográfico,  ocurre que muchos, esos que integran la mayoría de siempre,  de los cultísimos forasteros que a su irresistible llamada acuden con indisimulado entusiasmo, suelen utilizar el bosque y alrededores, sin parar mientes, para realizar ‘de gratis’ sus mas variadas y vanguardistas performances: bien como retrete, bien como vertedero de basuras, bien como taller mecánico o discoteca o barbacoa o burdel con encanto al aire libre…

En fin, que es lo que hay, ‘Mucho ruido y pocas nueces’ bajo mi nogal preferido… cosas de la civilización y el progreso que dicen en ‘los papeles’ los apologistas del capitalismo. Los mismos ‘papeles’ que un día nos cuentan que ha aparecido en una playa una ballena muerta (para consternación de tirios y troyanos y las asociaciones pro-vida de los neonazis), con varias toneladas de bolsas de plástico en sus perplejas entrañas. O que no dicen ni ‘por la gloria de su mare’ que un centro comercial-cultural como la FNAC, propiedad de antiguos revolucionarios y anticapitalistas con orígenes trotskistas, te cobra diez céntimos de euro (16 de las antiguas pesetas si quieren interiorizar la estafa) por una bolsita de plástico impresa en verde esperanza, para así poder transportar cómodamente la publicidad del negocio y el libro que acabas de comprar sobre el temita de moda: ‘eco-capitalismo con rostro humano de emprendedor’. .. y, a más a más, a la nuclear de Garoña, mil años de prórroga… total lo de Fukushima ha quedado, lo han blanqueado, en nada…
En fin, en fin, the end… en el autocine, y ahora llega lo mejor: todos a mear y cagar al monte… ¡al Monte sin Piedad!


ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario