Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

sábado, 18 de marzo de 2017

15 de febrero / 2017

Michel Collon
acusa a los responsables del terrorismo.”




***



“En la circunferencia de un círculo se confunden el principio y el fin.”
(Heráclito)


El joven Camus de mediados de los años treinta escribe en sus “carnets” algunas entradas muy ilustrativas sobre cuales eran ya por entonces algunas de sus más recurrentes preocupaciones ‘existenciales’:

“Soy aquel a quien algo sucede”

“El individuo que tanto prometía y que trabaja ahora en una oficina. No hace nada, por otra parte, vuelve a su casa, se acuesta y espera fumando la hora de la cena, se acuesta otra vez y duerme hasta la mañana siguiente. El domingo se levanta muy tarde y, acodado a la ventana, contempla la lluvia o el sol, los transeúntes o el silencio. Así todo el año. Espera. Espera morir.”

“Geografías de la mugre”

“Lo que tiene de sórdido y miserable la condición de un hombre que trabaja y una civilización fundada sobre hombres que trabajan.”

“Nunca podré llevar esta vida”; pero llevarla es lo que permite aceptarla.”

“Hoy no es como un alto entre sí y no, sino que es sí y no.”

“A ese precio hay una oportunidad sobre diez de escapar a la más sórdida y miserable de las condiciones: la del hombre que trabaja.”

“Hablarse uno frente a uno mismo”

“No conceder, no consentir, no traicionar…”

“Esforzarse primeramente en no olvidar lo aprendido, y luego en aprender pacientemente.”

“La felicidad es una larga paciencia.”

“Consagrarse a un doble trabajo de liberación respecto al dinero y a nuestras propias vanidades y cobardías.”

“La revolución, comenzando por la de Prometeo, es una reivindicación del hombre contra su destino, cuyos tiranos y títeres burgueses no son sino pretextos.”

Melville corre la aventura y termina en una oficina. Muere desconocido y pobre.”

Camus cita a Huxley: "Después de todo, más vale ser un buen burgués como los demás que un mal bohemio, un falso aristócrata o un intelectual de segundo orden.”

A Camus se le veía venir, ¿no es cierto?

Como expuso Marx, en todas nuestras actividades en el mundo producimos no sólo la satisfacción de nuestras necesidades, sino también nuevas necesidades y nuevas definiciones de necesidades. Fundamentalmente, recalcó, en este proceso histórico humano, nos producimos a nosotros mismos y a nuestras sociedades… así que, señores, nada de escaquearse… 


ELOTRO


***