Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 31 de enero de 2017

31 de diciembre / 2016



Antón P. Chéjov
“La isla de Sajalín”

“La idea de viajar a Sajalín, una remota isla en aguas del Pacífico que albergaba en la época una colonia penitenciaria, constituye uno de los hechos de explicación más controvertida en la biografía de Antón Chéjov…”

Libro completo aquí:


***




Relatos cortos y no tan cortos / 35

Los conocimientos del lector completan el sentido del texto, de la misma manera que el mirón que ya llega sabido, puede ver más y mejor en la pintura que contempla. Miedo me da pensar, ya noto que se están desatando todos los mecanismos fóbicos, hasta dónde llega lo sabido en el caso de mi enfermera preferida de noche. Tampoco es descartable que todos estos inquietantes enigmas y acertijos que han inundado mi cerebro de porquerías y que me tienen permanentemente al borde del desquicie no sean más que una estúpida construcción arbitraria de mi, por llamarle así, raciocinio. Lo que por otra parte añadiría otro síntoma alarmante, si acaso encuentra o se puede hacer un hueco. Del actual estado de mi cerebro, en medio de esta experiencia perturbadora, mejor no hablar. Mi palmario embotamiento psíquico me lleva a padecer, es importante patentizar las diferencias, las cosas sin sentirlas. Lo que me provoca constantes escalofríos. Mi mente es incapaz de procesar el cúmulo de información que ya almacena y, lo que además implica todo un trajín extra, el descontrolado nuevo abastecimiento que minuto a minuto crece sin parar. Temo que, más temprano que tarde, mi abarrotado y extenuado disco duro va a implosionar (remember the chip).


Estoy, cierto que con un alto grado de invalidez, dentro de mí, aunque sospecho que no solo. Me siento habitado, y mangoneado, por algo que es ajeno y que se comporta como una sustancia corrosiva. No pretendo que nadie crea ciegamente mis explicaciones pero en paralelo percibo un severo y acelerado debilitamiento del yo. No logro sacar la mente de este cenagal insondable ni siquiera cuando duermo, no digo descanso. Me he transformado en un perfecto energúmeno que, sin embargo, o precisamente por eso, no deja ni tan siquiera en estas irritantes y desalentadoras circunstancias, de cumplir escrupulosamente todos los puntos y cláusulas del contrato/proyecto que le compromete. Soy pues un aguerrido intelectual comprometido… cumplidor.

4 comentarios:

  1. Loam, he cometido el error de borrar tu comentario, clic en "eliminar" en vez de en "publicar". No tengo ni idea de como recuperarlo. Lo lamento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Luis, a mí me ha pasado lo mismo más de una vez. No se puede recuperar, pero no tiene importancia. Era un párrafo extraído de "Compañía", de Samuel Beckett. Salud.

      Eliminar
  2. Bueno, mejor que en este caso haya sido así, aunque de todas maneras da que pensar que una torpeza tan fácil de cometer incluso con estas herramientas tan vertiginosas, inteligentes y sofisticadas sea, en la práctica, algo irreversible… más bien parece algo increíble. Te cuento una anécdota. Hace año y medio aproximadamente mandé eliminar, por despiste, toda la bandeja de entrada de mi cuenta principal de correo, ¡todos mis correos desde hacía unos diez años! Cuando me quise dar cuenta ya se había borrado todo, absolutamente todo. Cosas que pasan cuando un limitado como yo trastea con más de una cosa a la vez, y no hablo de chicle. El caso es que después de ponerme en contacto con yahoo me dicen que tratarán de recuperar al menos una parte, no cuantificaron, en el transcurso de los siguientes quince días. Una semana después mi bandeja de entrada apareció de nuevo completa, desde el primer día. Da gusto saber que estos señores se preocupan de guardar a buen recaudo todas nuestras conversaciones, documentos, facturas, etc… la verdad es que nuestra ineptitud o impericia no se merece otra cosa… ¿no es cierto?

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, la verdad, no me tranquiliza nada, por lo que implica, esa recuperación de datos. Así se explica uno esos correos invitándote al placer de mujeres "cercanas a tu domicilio", como aquellos que, según me dijiste, recibiste tú en alguna ocasión. En cierto modo, puedes sentirte privilegiado (risas)... a mí me enviaban anuncios de viagra.

      Salud.

      Eliminar