Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

miércoles, 12 de octubre de 2016

2 de octubre/2016



2 de octubre/2016

…en la espesura de lo antaño

“Una autobiografía refiere siempre no lo que ha sucedido, sino aquello que tendría que haber sucedido”
(Tomashevski)

Michael Löwy cuenta –en una conferencia disponible en youtube- que lleva más de 30 años leyendo y releyendo el que considera más importante texto (se podría decir una tesis sobre el materialismo histórico) que produjo Walter Benjamin: “Sobre el concepto de la historia”

(Walter Benjamin ‘TESIS SOBRE LA HISTORIA Y OTROS FRAGMENTOS’   http://www.bolivare.unam.mx/traducciones/Sobre%20el%20concepto%20de%20historia.pdf ).

Ensayo éste, no realizado para publicar sino para consumo propio, al que no duda en comparar, y no sólo por ese “autofágico” detalle coincidente, con las “Tesis sobre Feuerbach” de Marx.

Una obra en la que Benjamin cita a Nietzsche “Necesitamos de la historia, pero la necesitamos de otra manera a como la necesita el holgazán mimado (ocioso exquisito) en los jardines del saber”.

(Friedrich Nietzsche “DE LA UTILIDAD Y LOS INCONVENIENTES DE LA HISTORIA PARA LA VIDA” https://criticalatinoamericana.files.wordpress.com/2010/11/nietzsche-de-la-utilidad-y-los-inconvenientes-de-la-historia.pdf )

O donde escribe frases, ideas como estas:
“El sujeto del conocimiento histórico es la clase oprimida misma, cuando combate”.

“La clase desaprendió lo mismo el odio que la voluntad de sacrificio. Pues ambos se nutren de la imagen de los antepasados esclavizados y no del ideal de los descendientes liberados”.

“El cronista que hace la relación de los acontecimientos sin distinguir entre los grandes y los pequeños responde con ello a la verdad de que nada de lo que tuvo lugar alguna vez debe darse por perdido para la historia”.

“La moda tiene un olfato para lo actual, donde quiera que lo actual de señas de estar en la espesura de lo antaño”

“La socialdemocracia eleva la “idea” de Marx a ‘ideal’. Un ‘ideal’ en el que esperar tranquilamente el advenimiento de la sociedad sin clases”

“¿Acaso en las voces a las que prestamos oído no resuena el eco de otras voces que dejaron de sonar?”



Siempre recupero las ganas... escribió en su diario el escritor, dramáticamente desconocido por aquel entonces, Ricardo Piglia. Allá por los años sesenta...

Más de Piglia:
-“Habría que reflexionar sobre el uso de los paréntesis en una narración (son una pausa o son una intromisión que se ha de dejar indicada)
-Escribir un diario: “para que nada se escape”:
“El sol arruina los objetos, los libros, el escritorio, todos los días, a las diez y media de la mañana”.


Una de Franco Moretti:
“Teoría de la novela” de Lukács (1916) marca la ruptura de éste con Weber. (…) “Teoría de la novela” pertenece al pequeño círculo de obras maestras –los tableaux de Baudelaire, las novelas de Flaubert, los cuadros de Manet, las obras teatrales de Ibsen o, de hecho, las últimas conferencias de Webwr- en las que las normas de la existencia burguesa son ineluctables y están al mismo tiempo en quiebra”.

Una de Lukács:
“El ‘ensayo’ es la forma irónica en la que el crítico siempre habla de las cuestiones fundamentales de la vida, pero en tono tal, que pareciera tratarse de pinturas o libros”
(G. Lukács, “El alma y las formas”, 1911)

Otra de Piglia:
“Alguna vez me gustaría escribir un relato de una separación amorosa sólo con los títulos de los libros que se disputan”

Una de Camus:
“En mitad del invierno aprendía por fin que había en mí un verano invencible”.




ELOTRO

“El origen es la meta”
(K.K.)


***

2 comentarios:

  1. Del segundo enlace (gracias por ambos) extraigo esta inquietante cita de Nietzsche:

    "Observa el rebaño que paciendo pasa ante ti: no sabe qué significa el ayer ni el hoy, salta de un lado para otro, come, descansa, digiere, salta de nuevo, y así de la mañana a la noche y día tras día, atado estrechamente, con su placer o dolor, al poste del momento..."

    Salud

    ResponderEliminar
  2. Una cita esa que subrayas muy brillante de Nietzsche, del que Benjamin y Adorno, como luego Deleuze alababan sobre todo sus últimos trabajos… ya que su despreciable y aristocrática pose clasista de juventud lastró de manera determinante sus muy idealistas y muy reaccionarias obras de juventud… y también el marxista francés Henri Lefebvre supo valorar el potencial crítico y de “contestación” que encerraban sus últimos escritos: “El mundo moderno –escribió- es nietzscheano. Si alguien ha querido “cambiar la vida”, aunque la frase se atribuya a Rimbaud, ese ha sido Nietzsche. Si alguien ha querido “todo y enseguida” ha sido él… “
    En fin, otro autor “contradictorio” y de lectura obligada…

    Salud

    ResponderEliminar