Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 26 de octubre de 2015

Innisfree / José Luis Guerin








Innisfree, la película documental. De José Luis Guerin, el director, entre otras, de esa otra maravilla que se titula “En construcción”. En Innisfree realizó John Ford su magnifico y mítico film, que le valió su cuarto “oscar”,  “El hombre tranquilo” en 1951, pero que en realidad fue rodada en buena parte en el pueblo de Cong (Connemara): montañas forradas de verde, fuertes vientos, mucha piedra, ganado  y la proximidad de las olas del Atlántico.






"Todo comenzó durante un viaje por el amplio marco geográfico donde se rodó en 1951 El hombre tranquilo. Entré en un pub de una hermosa villa irlandesa y escuché a cuatro viejos completamente borrachos hablando de John Ford. Comprendí en ese mismo momento que de ahí podía salir una película fascinante. Así se me ocurrió la idea de hacer "Innisfree"
 (José Luis Guerin)






Pues sí, le salió fascinante, al menos a mí así me lo ha parecido. El cine de Guerin me resulta muy interesante y muy sugerente. Tiene una mirada muy original, ya sé: topicazo; quiero decir muy alejada de lo “tradicional” y que su cine no solo no se parece a ningún otro, que yo conozca, sino que incluso cuando la película navega por aguas ya transitadas, su mirada se detiene y escruta en lugares no habituales y con claras intenciones de desentrañar aquello que permanece oculto u ocultado e interrogarse sobre la raíz y las conexiones de aquello, con todo lo que le afecta, los aledaños,  incluido el paso del tiempo con todas sus erosiones y adherencias (del 1951 y todos sus antecedentes históricos, al 1990), en mi opinión sustancia clave de esta película. Parece que Innisfree solo apunta “directamente” a la película de Ford, pero en realidad se ramifica “oblicuamente”, dispara a  todo.







La obra se va desplegando en abanico: La taberna de Pat O´Connor, las típicas pintas irlandesas trasegando gaznates; John Wayne, del que recuerdan lo mucho que le gustaba beber y las mujeres; Maureen O´Hara, de la que varios viejos, algo chisposos, afirman que se paseó desnuda por el bosque cercano y una vieja, también alegre, informa de que por el contrario en Irlanda nadie se desnuda del todo, ni siquiera en la cama. Risas de viejos y viejas beodos. Y el IRA y los británicos, y la emigración y sus remesas por Navidad, y la lucha armada y la división de Irlanda, y las canciones y los asesinatos y los robos y las venganzas y los delatores y los guerrilleros en las cuevas, y el paisano que dice que interpretó en la película de Ford el papel de pez: “Me metía debajo del agua y tiraba de la cuerda, no salía en la película, ni yo ni ningún pez pero el que tiraba de la cuerda era yo”. Y el que afirma que cuando Maureen O’Hara se llevaba las cabras era su perro el que lo hacía, y allí estaba él, en el set, dando la orden al can cuando se lo indicaban. Y treinta chelines que le pagaban y treinta que se gastaba en pintas en el pub cada noche. Y los niños y los jóvenes y los adultos de ahora, el tedio y el paro y otra vez la emigración… tantas cosas que remiten a nuestra propia historia, todo un universo poblado de ecos extrañamente familiares… y la reproducción fidedigna de la casa de John y Maureen en la película tranquila y ¡Homérica!, para solaz de los rebaños de turistas mitómanos y nostálgicos, y entre ellos… ¡Ronald Regan!…





Bueno, no sigo, si pueden véanla, INNISFREE, creo que la disfrutarán y además y por si fuesen pocos los motivos para amar Irlanda, (muchos irlandeses vinieron a España con las brigadas internacionales a defender la legalidad republicana y a luchar contra el fascismo y muchos de aquellos jóvenes cayeron heroicamente a miles de kilómetros de su amada Irlanda. Todos los años desde 1979 nos reunimos supervivientes, hoy ya no queda casi ninguno vivo,  y familiares o simpatizantes, en Morata de Tajuña, porque la historia conviene no olvidarla, hay que cuidar la memoria… no todo es Wilde, Yeats, Joyce o Beckett, también hubo gente como Bob Doyle, por nombrar a uno,  que merece una busca en la red…por ver qué pasa)  y al cine, ahí tienen uno, y fascinante, más.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario