martes, 10 de junio de 2014

Apuntes de un dilettante cualquiera…





Una hoja de papel para mí, es como el bosque para un fugitivo.
(Andréi Siniavsky)



Lo de "El pueblo unido jamás será vencido" sólo se lo cree Botín. No sé si me explico. ¿Estamos tontos o estamos solos?

Sobre un dirigente “rebeldequetecagas” del PSOE: No debemos confundir nuestra identidad republicana de salón con nuestros intereses monárquicos de comedor y dormitorio. ¿desideologización?

La clase media mira, cuando se digna mirar, a la clase baja y, a pesar de lo chupona y lametona que es por naturaleza, precisamente con las cosas de comer no se chupa el dedo. Y es por eso que  barrunta que aún le podrían ir peor o “psoeor” las cosas… así que: PODEMOS o tener ESPPERANZA, se dicen “las clases medias en los medios” y en plan constitucionalista.

Ningún intelectual de postín renuncia a su republicanismo de corazón ni a su monarquismo de estómago. Quien dice monarquismo, dice juancarlismo o felipismo. (Incluso froilanismo… total, tanto “nos” da).

Ya no se trata sólo de votarles, es también comprar sus libros, sus tazas y polos, apoquinar en sus numerosos "crowdfunding's"... en fin, es lo que tienen los “nius” sujetos revolucionarios…que hay que subvencionarlos dos veces, o sea, copagarlos.

¿Hace falta observatorio de expertos para constatar que la única igualdad en el seno y en las distintas sedes del capitalismo global es la enorme y creciente desigualdad global?

Desde el mirador del pasado el pasado se ve muy actual. Y el presente, fiel a la antigua usanza, sigue sin dar la cara. El futuro en cambio, no cambia. Ni de culo. Y, eso sí, situado, por decir algo, medio metro más allá de lo inalcanzable desde el presente inmediato y realmente existente.

Cuando leemos el mundo que nos rodea, ¿escribimos nosotros mismos? Y leerse a sí mismo, ¿es escribirse a sí mismo? Y ya no digamos desleerse, eso sí que me lo sé: es una práctica profundamente autodestructiva. ¡Deportes de riesgo!

Gracias a los irresponsables abstencionistas (desde 1978) el 90% de los diputados españoles por la gracia de Dios, la Inmaculada Transición y la ley D’ont, se arrodillarán (doblarán con sumo gusto el espinazo) ante el hijo del abdicador (también conocido como el “campechano con la mejor agenda de amigos del Golfo) en breves minutos de gloria (que prolongarán el negocio institucional y familiar por otros 40 años).

Dices tú de “falacia descriptiva”: poner el foco en que si “Exprés” o “Ley orgánica”. Digo lo del blindaje/aforamiento del intocable campechano libre de toda sospecha.

J.L. Austin (levemente manipulado): existen dos tipos de enunciados: constatativos y performativos. Los primeros describen las cosas; los segundos no constatan o describen nada sino que realizan un acto atado y bien atado. (Ver Franco, ver Juan Carlos I, ver Felipe VI…)

Para Judith Butler, el sujeto no es un individuo sino una estructura lingüística en formación. Pero no se lo tomen al pie de la lengua.

El intocable campechano...  ¡sí tiene quién le escriba!... una Ley Orgánica/Exprés que le blinde. (Gabo titulaba de puta madre, pero… “LO REAL” es muy puñetero y no es igual ante la realidad de todos).


ELOTRO


***
¿Es la cultura todavía un valor después de que el dadaismo, el surrealismo, etc… la deslomaran en los años veinte?

(Susan Sontag)

No hay comentarios:

Publicar un comentario