Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

domingo, 4 de mayo de 2014

Apuntes de un dilettante cualquiera…






Desmitificar “no” significa: sustituir mitos por  contramitos.
(Paul Celan)


Estaba en plena mudanza y, en medio del trasiego, comprendí ese enunciado: “prosa de sonajero”; desde lejos, en el ir y venir, podía escuchar la música de las obras de Umbral. En algunos casos, absolutamente sublime.

El “ruido” no perturba ningún orden, y mucho menos el del silencio, el del silencio reglado, legislado, forzoso, al que por el contrario justifica, afirma y legitima.

Estos franquistas de mierda nos obligan a sobrevivir en “su” pasado; así que tendré que volver sobre mis pasos, pero, ¿por encima de qué? ¿y dónde me agarro? Tengo muy comprobado que por muy lejos que lo lances, el pasado siempre regresa, habita dentro de nosotros, fue y por tanto es, un cambio hacia atrás, hacia el pasado, el inicio de esta involución. Cuenta Manuel Vázquez Montalbán que el sub-comandante Marcos le contó que él aplicaba un consejo no de Lenin, sino de Lewis Carroll en “Alicia en el país de las maravillas”. Alicia para alcanzar a la Reina de Corazones debe de caminar hacia atrás: “Ha de volver al pasado para poder avanzar”. No sé si tirando de aquí…

El desconocimiento absoluto resulta demoledor, es el qué, el porqué y el cómo de los regímenes absolutistas.

Demasiadas veces uno es esclavo de la familia, de las amantes o de las amistades, cuando no de gentes peores.

Hay palabras que no es que cambien de barricada o de color, sencillamente adquieren otro significado en otra trinchera con otro color.

El PPSOE es la doble personalidad de la derecha, esa que nunca recuerda qué mano, la derecha de José María Aznar o la diestra de Felipe González, ha cogido el sobre del dinero negro. Pero ahora, ante las encuestas, les ha entrado el canguelo, y han acordado algo así como una “Sociedad de Socorros Mutuos Bipartidistas”. Aunque se sepa o, lo que mucho me temo, para que se sepa.

Cuando el capital internacional que domina la economía global se afana cada vez más en sofisticadas ingenierías financieras, aquí, en Ejpaña, nuestros ejemplares emprendedores y sus serviles políticos vuelven, ¡sí señores!, al trueque: yo te doy, tú me das y ¡que se jodan los de siempre! Justo es reconocer que el PPSOE ha conseguido, “cantinfleando alternativamente”, que “esta provincia del orden global, no sea soberana ni en economía, ni en investigación, ni en política, ni en estrategia militar... pero ¡sí en represión! (MVM)

Cierto que cuando el nota abre el pico es sólo para proferir naderías -eso sí, con su rotunda voz ronca y sensual-, su físico exhibe un indisimulable desgaste debido sobre todo al obstinado uso, ¡son muchas las agarradas!, y claro, a la edad, por lo demás insondable; la verdad es que gusto, lo que se dice gusto, no tiene, nunca tuvo, ninguno, ni sentido del decoro o la estética el muy cochino, pero hoy por hoy, hasta eso me gusta; y, además, el muy lúbrico y muy caliente y muy tóxico, me come muy bien y ¡menudos lingotazos me pega y menudos lametazos me pega!, en cuanto me descuido se abalanza y de puro ansioso no le frenan ni tirantes, ni botones, ni corchetes, ni faja, ni cremalleras; anda siempre hambriento y sin miramientos, él no desabrocha, él abre trocha y te invade  tengas o no tengas las defensas bajas o las piernas abiertas; mucho más obseso que yo, dónde va a parar, lo suyo no son brotes ni episodios es de a todas horas todos los días...  y, como está mandado, no pone pegas al bombeo por la espalda, mientras leo... y por muy hundida que me encuentre, siempre me reflota, y esas cositas pues... ¡qué coño!: que después de tantos años creciendo en mí día a día -y algo, lo sé,  que ha decidido quedarse y anidar- me resulta cojonudamente familiar. Por otra parte es evidente que ha hecho progresos notables aún sin salir de su inepcia, pero con él, llegado a este punto y a pesar de lo esmirriado que se ha quedado, estoy tranquila porque por fin he encontrado mi desequilibrio. En fin, que descontenta no me veo.
Él, no sé, supongo que también tendrá sus santas, sus beatas, sus pelanduscas, sus rituales y demás hechicerías secretas… yo, en cualquier caso, me conformo con que siga considerándome  su hereje favorita, al menos en fechas señaladas y fiestas de guardar.

ELOTRO


***

Una extraña historia, la historia de nuestro mundo: no del todo del mundo, no del todo nuestra, no del todo historia, no del todo tan extraña.
(Paul Celan)


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario