martes, 14 de enero de 2014

Por lo menos, así me parece…




“El mundo está muy descompuesto, y hay que arreglarlo. ¡Unos tanto y otros tan poco, no está bien! Por eso nuestra obligación es atender a la rebaja de caudales.”
(Ramón del Valle-Inclán, “La Corte de los Milagros”)


Yo no me siento tan pesimista. Yo no me siento. Yo.

No es tanto ocultar las propias ideas como no dar con ellas.

Pensándolo “fríamente”, no tendría nada de extraño encontrar el cálido sentido de la vida y hallar que, aun con el cambio de temperatura, sigue siendo absurda y amarga. (¿y corta?)

La UPyD de Rosa Díez: ni con los de arriba, ni con los de abajo, ni de izquierdas, ni de derechas, aunque siempre no puede ser: es una mala idea muy bien “ideada” y sobre todo muy bien “situada”.

 El signo de los tiempos: los asesinos (Ariel Sharon) mueren en la cama, rodeados del equipo médico habitual, y los medios de desinformación los beatifican. Y así se escribe la historia… oficial.

Sobre memoria, interés… y poder: Goethe dice que la memoria llega justo donde llega nuestro interés. Claro que, al interés "sin poder", acaban borrándole la memoria.

Si a todos nos puede pasar… lo pasado, pasado. Se suele afirmar. Sin embargo pasó que allí seguía. Y que allí siguió. Y todavía sigue…

Cada año es lo mismo, el tiempo hincha y deshincha las ilusorias aspiraciones humanas. El viento enseña que lo que es bueno, es malo también, y que lo que es malo es…

La indiferencia puede llegar a vegetalizar a un ser humano. Si es televisada, a millones.

Este tiempo además de  inhabitable es de una indiferencia total. Sin embargo, todo debe anotarse, hay quienes no están nunca descontentos.

(A propósito de cómo “desinforma” El País). Rajoy no quería: Por culpa del fin de la doctrina Parot y los catalanes que rompen España ha tenido que hacer una ley antiaborto. ¿Y violar la Constitución para ponerla al servicio de la banca alemana. Y acabar con los derechos del trabajo frente al capital. Y congelar las pensiones y el salario mínimo. Y la amnistía fiscal a las grandes fortunas defraudadoras. Y privatizar los servicios públicos…?

Las nuevas leyes franquistas NO SON un síntoma de la pervivencia del franquismo;  digan lo que digan los cachorros franquistas del Régimen PPSOE.

Sobran las sosppechas: Los dirigentes del PP resultan  menos franquistas de nombre –y comprenderán que ya es decir- que de hechos. La constatación emppírica es irrebatible.

El gran triunfo, la gran victoria, de la “Inmaculada Transición” fue (sigue siendo hoy) desligar el “franquismo” de la “regencia física” de Franco. Amañado y bien amañado.

Consiguen hacernos entusiasmar con cualquier bagatela. No es que el engaño se esconda a nuestros ojos: son nuestros ojos los que se cierran ante el engaño.

Dicen que Felipe González se aburre, con aburrido su€ldazo en Gas Natural,  y que le quita el sueño el peso del estado de aburrimiento o el aburrimiento del estado o las cloacas del estado de hogaño… sin GAL que llevarse a la aburrida cama de estado…  


Veo, veo las (sus) encuestas electorales y me da la bají. ¿Por qué? Porque reconozco a esos votantes y  a los habituales y, en cualquier escenario posible,  “seguros” aspirantes al voto: Mixtura repugnante.

ELOTRO


 “No les faltaba razón a los compadres cuando decían que las leyes las sacan los ricos sin otra mira que sus prosperidades”
(Valle-Inclán)


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario