Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

sábado, 14 de diciembre de 2013

Notas de un transeúnte cualquiera…





…su personalidad es suicida, sólo tiene dientes para la propia carne, y carne para los propios dientes.
(Kafka).


Aviso dirigido a los dóciles y obedientes: Podemos prometer y os prometeremos lo que haga falta. Por prometer no va a quedar.
Aviso dirigido a los rebeldes desobedientes (dentro de un orden): Podemos disponer y dispondremos las sanciones, castigos y multas que hagan falta hasta que escarmentéis.
Aviso dirigido a la población en general: Vamos a llevarnos bien no vaya a ser que dejemos a un lado las promesas y disposiciones y nos liemos a vergajazos con vosotros… sí, no lo dudéis, aunque la medida no acompañe al ritmo ni al signo de los tiempos que corren…ya nos conocéis, y sabéis de sobra que sabemos cuales son las medidas eficaces que ponen a la chusma protestona en su sitio, ¿Estamos?

Disgusta pero sobre todo enternece comprobar que hasta los herboristas transgénicos aprueban la “norma-PPSOE” de violar, cuando toque y las veces que haga falta, la “Consti” con nocturnidad y consenso siempre y cuando el susodicho “toque”  venga  empujado, como el que descuida con toda la intención un codo con cabeza nuclear, desde  Alemania. Por seguir con la “norma violadora”.

No cabe en lo posible que sean precisamente las gentes con posibles las que posibiliten ciertas posibilidades que, para un futuro incierto y lejano, bueno, pero para un presente inmediato y cercano, imposible de todas todas.  

Muy sensatamente mi delirio sostiene que no utilizaría el sentido común ni siquiera como último recurso frente a la cordura.

Cada día se me hace más difícil hablar, pero lo que de verdad me resulta imposible es callar. Mi estado de ánimo oscila pues entre no callar hablando y no callar callando, ¡un sonoro desquicie!

Mis tuits nacen como verdades absolutas disfrazadas de aforismos triviales o bien como trivialidades absolutas camufladas bajo verdades aforísticas. También abundan los redondos… negros… saben las caquitas de cabra?  pero no vayan a creer, también tienen su público. (Lo de gratis ya se sabe, aunque a mí, también me cuestan).

Calla como si supieras. Y si no, no vale la pena que lo intentes.

Una ciudad irreal.  Una fecha falsa. Una estancia imaginada bañada por una luz ficticia. Una mujer fantástica e inexistente. No hubo cita: sólo un desencuentro: ¡cantado!

Dices tú de picaresca… El periodismo no es contar lo que ves, sino el poder de que esos charcos  que inventas consiguen que otros, ciegamente y a tus indicaciones, salten cómo,  cuándo y en la dirección que tú les ordenes.

Dices tú de erratas… Durante años acepté que: “la poesía carece de cerezas”, no entendía muy bien el significado del aserto, pero me cautivó, me pareció muy poético. Más que certezas.

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario