martes, 24 de diciembre de 2013

LA VILLA DE LOS PAPIROS







LA VILLA DE LOS PAPIROS

Casa del lector / hasta el 23-04-2014

"Así pues, la muerte no es real ni para los vivos ni para los muertos, ya que está lejos de los primeros y, cuando se acerca a los segundos, éstos han desaparecido ya."
Epicuro, Carta a Meneceo, 125.



La Villa de los Papiros de Herculano, muy cerca de Nápoles, fue descubierta en el siglo XVIII. Había sido sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79 y debe su nombre al hallazgo en 1752 de centenares de papiros carbonizados.





La exposición ofrece a base de reconstrucciones virtuales un recorrido por las diversas estancias de la Villa. En su jardín “ateniense” o “epicuro” se encontró uno de los conjuntos escultóricos más importante de la humanidad, que es parcialmente mostrado en réplicas en yeso. El recorrido continúa en la biblioteca donde se hallaron cientos de rollos de papiro carbonizados y escritos, en su mayor parte en griego. El autor mejor representado es Filodemo de Gádara, filósofo epicúreo, y también poeta, del siglo I a. de C. Se exponen también los principales soportes de escritura de la Antigüedad así como pinturas pompeyanas con escenas de lectura y escritura.




Fueron las excavaciones borbónicas de 1750 en Herculano las que descubrieron La Villa de los Papiros y con sus importantes hallazgos permitieron cierta relectura, generosamente documentada, del pasado. A destacar la llamada relectura “científica” del padre escolapio Antonio Piaggio (1713-1796) y su célebre máquina (presente en la muestra) para desenrollar los muy frágiles papiros carbonizados allí encontrados. Se muestran varios papiros herculanenses, y entre ellos el número 1672, ese “monumento único en el mundo” como lo calificó el padre Piaggio. Con casi cuatro metros de longitud, es el único papiro que se ha conservado en toda su extensión.





El final de la exposición es una despedida epicúrea y una de las pinturas pompeyanas más conocidas en todo el mundo, el retrato de Terencio Neo y su mujer con un rollo de papiro y unas tablillas enceradas.

"Llegará un momento en que creas que todo ha terminado. Ese será el principio." (Epicuro)




***

No hay comentarios:

Publicar un comentario