Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 19 de noviembre de 2013

De lo cual infiero que…





Permitámonos por una vez la insensatez
de no batirnos en retirada.
(Samuel Beckett).


Si te desentiendes del pasado no puedes entender el presente. Claro que si es eso lo que en realidad buscas…

Los pobres, digo los que no se resignan a la pobreza, son una seria amenaza para los indefensos ricos resignados a su riqueza. De ahí los recortes y las leyes “franquistas” del otrora “progresista-prisa” Gallardón, din, don… ¿No les parece una “reacción” de cajón?

A la Iglesia católica en España no le gusta que, por lo que hace o deja de hacer, le den las gracias: eso “la saca de sus casillas”; sin embargo, lo que sí agradece son “las cruces dentro de  sus casillas”, las de la declaración impuestos. Y ciertamente es comprensible si nos atenemos al espíritu de lo tocante y, por otro lado, a la gracia matérica de lo sonante.

Si damos por bueno que la pobreza es la madre de todos los vicios, puede resultar  lícito pensar que es muy probable que la riqueza sea la madre, viciosa o no, de todos los hijos de puta. O mitad y mitad.

En la política española hay cosas propias, por decirlo así,  del PP y cosas que son más propias del PSOE, pero la mayoría absoluta de las cosas son propias del PPSOE. Eso sí, hablando con propiedad “Todo es Botín”.

La riqueza, los privilegios, el llamado don de gentes, las dotes, con galones, de mando y el señorío, ¡ay que me da!, son cualidades que adornan sí o sí a  la gente por encima del común. La vileza, la mezquindad,  la rapacidad, la ruindad y la extrema necedad, también.

En España hay épocas de capullos flacos y épocas de gaviotas gordas y épocas de gaviotas flacas y épocas de capullos gordos y épocas de…

Y esto de colocar a esta banda de chorizos administrando los caudales públicos, ¿Cómo y dónde se lo “cuentabilizamos” a los nietos?

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario