Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 4 de noviembre de 2013

De lo cual infiero que…






“…aquella máxima de León Felipe
por la que todo era materia inflamable
para el fuego de la poesía.”


El desconocimiento del pasado y la carencia de memoria histórica imposibilitan dar con la respuesta certera e inmediata que exige el presente. Potra aparte.

El pasado no es poción milagrosa ni varita mágica para el presente: es el mapa que señala las piedras con las que no dejamos de  descalabrarnos.

El que vive en el pasado es precisamente el que lo desconoce, el que no lo identifica. Desconozco  yo a unos millones de españolitos que…

"Deberían haber condenado a galeras a toda la Comuna y obligar a esos imbéciles sangrientos a desescombrar las ruinas de París, con la cadena al cuello, como simples forzados. Pero eso hubiera herido a la humanidad. Somos compasivos con los perros rabiosos, y no lo somos con aquellos a quienes han mordido"
escribió Flaubert a George Sand en octubre de 1871.

(En el libro de Paul Lidsky “Los escritores contra la Comuna”)

Belén Gopegui: La alta cultura casi siempre ha bendecido al poderoso o decorado su sensibilidad, mientras en los extremos olvidados, controvertidos o fuera del canon, se iba hilando una tradición de rebelión y lucha.

Uno se apropia de lo que ama, y también hace suyo lo que odia, sí, porque nadie odia lo que no le importa.

Lo subyacente no deja de ser parte integrante del “YO”, la parte no visible, subterránea: “ELOTRO”.

La existencia de “ELOTRO” requiere de un cierto desarrollo del “YO”. Algo así como una erección fuera de sí. Torre o columna exenta.


…lo que nos lleva a concluir que si un político se pone a pensar qué demonios está traicionando, muy seguramente se parte y nos parte el culo de la risa. La suya.

El error más común que cometemos en esta vida es suponer que la gente estúpida que no está de acuerdo con nuestras ideas no es tan estúpida.

En el siglo XXI la conciencia de ser, la necesidad de continuar siendo marxista revolucionario, la desempolva el furibundo y persistente anticomunismo.

ELOTRO



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario