Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 29 de octubre de 2013

De lo cual infiero que…




Lo lógico sería leer Amadís de Gaula y después leer el Quijote,
entonces verías la burla que hay. 
(Martín de Riquer)


Un día compruebas que todos los caminos “trazados” llevan al mismo  sitio, y es así como descubres que ese sitio es ninguna parte. Y que ahí no queda una sola parcela sin escriturar. Y que ya no te queda ninguna parte a donde ir. Respetando las rayas, se entiende.

Sostenía que en su mente sólo cabían, y por lo tanto sólo penetraban  pensamientos rectos, sin embargo y una vez que estos rectilíneos pensamientos fueron almacenados: primero se viciaron y  luego se  entrecruzaron. Ahora allí dentro todo está enredado y amontonado y ni pies, ni cabeza, ni recta alguna… sólo caprichosas e inconstantes curvas, arcos y alabeos mentales…

Imagino que la sede “Gato Negro-Gato Blanco” de la nueva “Fundación-caza-ratones coloraos” de Felipe González estará situada, “De entrada No”,  en las  pulcras Cloacas de algún barrio Elegante y Socialista y Obrero y  Español, ¿no?

La realidad inimaginada resulta ser ni más ni menos que igual de irreal que esa otra, la fetén, la del papeo.

Si se pasa con “ibuprofeno” no lo llames dolor, ¡por lo que más te duela!

Hay hombres que no leen para no pensar. Los hay que ni piensan ni leen. Y también quienes nunca piensan en lo que leen. Y los que nunca leen lo que piensan. Abundan también quienes leen con la mano izquierda sin saber lo que piensa su mano derecha… pero ahora que lo pienso esa lectura  es de otro libro, de uno de esos tochos que son de pensar, que a uno le exigen estar muy atento y vigilante, y, francamente,¿quién está ya, y además pagando, para tales ajetreos?


ELOTRO



***

No hay comentarios:

Publicar un comentario