viernes, 11 de octubre de 2013

De lo cual infiero que…





Los tambores “vicevérsicos”

Hoy, 10/10/ 2013, ha sido un día surrealista. En la Fundación Juan March: “Surrealistas antes del surrealismo”. Y en el Thyssen: “El surrealismo y el sueño”. Llegado a casa veo y oigo en la caja tonta  que nuestro queridísimo príncipe de Asturias ha mantenido una reunión secreta con un selecto grupo de asesores filmada por las cámaras de tele5. Transcripción literal de lo dicho por el  busto parlante. Entre los selectos asistentes, casi todos surrealistas de extrema izquierda ultraliberal y, de guinda,  la vice, la perrita que decía Tomeo, Javier,  del gobierno de Rajoy. Y por último, un tal Javier Gomá… sí, sí, ese mismo, el guapetón, así se comenta él, que dirige la Juan March… un tipo brillante oriundo además del mismísimo Bilbao… “lahostiapués”… un personaje que luce todas las medallas y diplomas habidas y por haber, un ensayista, un filósofo… y toda la pesca y sus aparejos… (Su página en la Wiki da vértigo, pero asómense) y cómo no, también sale en el colorín de “El País” y publica en Babelia y, por lo visto, asesora e ilumina  a don Felipe en estos duros, aunque en su caso particular prometedores, momentos para la Casa Real
Pero el tal Gomá es un tipo brillante no solo de curriculum, ya les digo que hoy he visitado la sede de la Fundación March que él dirige, la  de los herederos del banquero que financió el golpe militar que lamentablemente, ¿o no?,  desembocó en la guerra civil española, 600 millones de las antiguas pesetas a Mola, (superior al presupuesto del ministerio de la Guerra de la época) y a Franco otro tanto y más… en fin… dejemos eso ahora que siempre hay tiempo para la apología del franquismo  y pasemos a la “ardiente actualidad”… observen el ganado que, a cambio de sus aportaciones a la “cultura realmente dominante”, traga canapés y se lleva al buche unos eurillos gracias al brillantísimo repartidor de sinecuras y  asesor monárquico:  Román Gubern, Javier Cercas, Calixto Beito, Félix de Azúa, Eduardo Arroyo, Félix Grande, Antonio San José… lo pillan? ¿No les suenan los nombres, verdad? Lógico, hay en esta Ejpaña tantos expertos en comic, cine, teatro, macramé, pintura, literatura, felaciones, periodismo… pero tranqui que yo les cuento; se trata de gente dramáticamente desconocida, proscrita en los grandes medios y círculos “intelectuales e influyentes”; gente que no tiene padrinos, gente sin enchufe que no puede hacer favores y, claro,  no devenga derecho a recibir favores; gente inhabitual, desconocida hasta en el rellano de su propia escalera; gente que nunca ha chupado de la teta del Estado, del dinerito público;  gente “prestigiosa que te cagas” porque nunca mea fuera del tiesto; gente incómoda, insumisa, y muy crítica con el “Régimen Democrático”, gente surrealista, soñadora, positiva, experimentadora, arriesgada, insobornable… en fin, no digo más que luego todo se sabe y lo mismo dejan de llamarme los productores y los concejales de cultura… y es que yo vivo de esto, ¿saben?

ELOTRO


***

1 comentario:

  1. Ojalá fueran surrealistas, pero no alcanzan ni siquiera el nivel de la pachanga onírica.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar