Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

jueves, 3 de octubre de 2013

De lo cual infiero que…





“En el mundo,  los santos han logrado más en escultura que vivos”.
(G.C. Lichtenberg)

La Iglesia católica, siempre preocupada por ponerse al día o al siglo o como cristianamente  convenga en la dimensión espacio/tiempo, estudia la posibilidad de estudiar, sí, como lo leen, el delicado asunto del celibato: “no es un dogma de la iglesia” ha dicho su nuevo secretario general o consejero delegado que, no contento con tamaña y sorprendente afirmación nos aclara que: “discutir es una tradición eclesiástica”… ¡y quemar vivos a los discrepantes!, añadió… que no… que es broma… que esta coletilla es añadido mío… ¿a cuento de qué? Pues  porque supongo que al nuevo capo vaticano se le habrían acabado los caracteres tuit-eclesiásticos… y la criaturita no pudo rematar la faena con los ancestrales fuegos purificadores…
Y de camino y dada la difícil situación económica por la que atraviesa la empresa católica, que más parece que los ha mal mirado el ojo tuerto de Dios, también quieren introducir algunos pequeños cambios en el sacramento de la confesión: se acabaron las penitencias; a partir de ahora multas, sanciones económicas, y eso sí,  a pagar in situ, a pie de altar o sacristía, y nada de simular ni diferir pagos, ¡a tocateja!...  todo lo más en discretos sobres, “a lo bárcenas”... Bueno, esto también es broma de la casa pero, no se impacienten, conociendo a estos todo se andará… ya veremos pues dentro de un par de siglos y un día… el que esto avisa… no es traidor… ni creyente… ni profeta, pero… tampoco lee los horóscopos.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario