Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 2 de septiembre de 2013

Apuntaciones sueltas




La exactitud de la observación es el equivalente de la exactitud del pensamiento.
(Wallace Stevens)

No siempre hay por qué quejarse de ser un autor ignorado. Eso también puede significar una gran ventaja: que nadie se ha enterado; que la gran mayoría de improbables lectores ignora tu prescindible despliegue de ignorancia… “quedas así liberado del pecado de existir…y como dicen los jesuitas, además”.

La paradoja fue que el apocalíptico no tenía más que una gran pasión: integrarse.

En mi cabeza había alguien que no hablaba. Hacía gestos, muecas y guiños ininteligibles. Daba miedo aunque  parecía asustado. Me tragó. Y así acabamos compartiendo el miedo juntos…

Todas las cosas salen a la luz bajo un disfraz. Como el de la propia luz.

No me engaño, sé que me repito; pero esto de Siria es un engaño repetido. Las victimas inocentes, no.

El cambio se anuncia en la hora presente pero no se realiza nunca: Hoy no, mañana sí. Eslogan perpetuo y de eficacia comprobada.

Pero no sólo desaparecen, desaparecen llevándose su mundo. Ese que ya no te habita.


Dices tú de demagogia… Me repugna cada día más el constante recurso a la “bondadosa caridad”, que además siempre viene precedido del más burdo engaño, me refiero a ese ardid que pretende dar por sabido y asumido como inevitable todo aquello que es precisamente la base y el caldo de cultivo de la injusticia, palabra que por cierto dan por inexistente o aparentan desconocer, y que descaradamente pretenden escamotear, digo el hecho, no sólo la palabra que lo nombra, con una manita de su hipócrita, sentimentaloide y, esta sí inexistente, “generosidad caritativa”.
Ejemplo: Uno de los hombres más ricos del mundo, dueño de Zara, esconde su fortuna (y la de sus empresas) unos 40.000 millones de euros en los paraísos fiscales… pero, pero… dona a Cáritas, mangoneada por la Iglesia Católica, que tampoco paga impuestos, 20 millones de euros… ya tenemos a un santo… ¡Un santo!  ¡Beatificación ya!

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario