lunes, 19 de agosto de 2013

Apuntaciones sueltas




A qué viene, me pregunto, tanta policía, tanto rapsoda de mierda, tantas cárceles, tanto poeta en nómina, tantas togas prevaricadoras, tanto enchufe de “marca”, tantos libros de reclamaciones, tantos bastardos de papá, tanto dinero público en manos privadas, tantas sotanas pederastas, tanto tambor vicevérsico, tantos guardaespaldas de culito apretado, tantas visitas del Papa, tantas leyes sin enmienda, tanta letra pequeña aniquiladora, tanta extrema derecha en el Tribunal, tanta Fundación autodesgravante, tanta ONG de escaparate, tanta lista de espera camuflada, tanto narcotraficante sin incautar, tanto camino y tanto botafumeiro, tanto telediario, tanto estereotipo ocultista, tanto fullero con pedigrí, tanto silencio atronador, tanta juventud senil, tantos puñados de becas a dedo, tantos contratos blindados, tanto ruido anestesiante, tantas excepciones a sus propias reglas, tantas cámaras, tantos observadores, tantas listas, tantas propinas a la sumisión, tanto sindicalista responsable de nada, tanta asamblea sin convocar, tanto estómago agradecido, tanta seguridad privada, tanto estado de alarma, tanta poca vergüenza, tantos pasos atrás, tanto mercado sin mercancías, tantos militares en intervenciones humanitarias, tanto filósofo de pacotilla, tanta coyunda arribista, tantos coches PMM, tantos pregones superdotados, tantas estadísticas, tanto terrorismo económico asalmonado, tantos paraísos fiscales, tanto uniforme, tantos premios, incluso literarios, a SuperMario, tanta devoción por la Casa de Alba, tanta química en el tabaco, tanto fomento de la delación…

No lo puedo demostrar, pero para mí que estos “trileros” nos ocultan algo.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario