Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 24 de junio de 2013

Apuntaciones sueltas




"Las citas tienen un interés especial, ya que uno es incapaz de citar algo que no sean sus propias palabras, quienquiera que las haya escrito..." 
(Wallace Stevens)

Hay autores a los que escribir “al dictado” no se les da ni bien ni mal, les dicten por donde les dicten.

Al final resultó que, aquel “cacho de pan”, también tenía su miga… ¡y sus untes!

El caso es que, en mi sitio, nunca me encuentro.

Que si hay muchos mundos y que si están en éste… pero, ¿despachar dónde los despachan?

El fondo del asunto nos pasaba desapercibido. Lo habían camuflado en primerísimo plano. En la taquilla, en los tickets, en el precio.

Frente a la memoria amordazada quien dispara es la imaginación, y lo hace  desde la impunidad del presente y sin que nadie pregunte.

Lo único que cansa del pensamiento único es que siempre hace chistes de lo mismo y del mismo. Pero, eso sí, es único en lo suyo.

Mitifica, mitifica, mitifica, que es lo que queda.

Un día descubres que te has deconstruido una reputación incalificable sobre un  terreno recalificado. Y según la firma, a sabiendas.

Era así como un personaje de novela… pero manuscrita por un piernas…

Al poeta, cuando se leía, se le llevaban los diablos, no lograba entender nada y se sentía incomprendido. Lo que resulta comprensible. (Incluso sin leerle).

No sé para qué puede servirnos pero he podido comprobar que a ellos si no es inservible no les sirve. Y no te financian.

Nunca llevan la iniciativa, siempre reaccionan a la contra, carecen de ideas propias. Sin el referente a contrariar, embisten a ciegas.

Al iluminado se le reconoce cuando se apaga. Cuando se tira cuescos también, pero, a todas luces, se le huele menos.

De estatua por Turquía (Nueva forma de protesta): Aparentemente lo mejor es desaparecer en las apariencias.

Aquella enigmática profecía resultó un embarullado galimatías que acabó en nadería. De esas que pasan, pero no pasan de moda.

Aquel día cerré los ojos y descubrí que nunca había visto nada de lo que hay detrás de unos ojos ajenos.

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario