Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 21 de junio de 2013

Alberto Giacometti (4)




Alberto Giacometti (4)

Pues no hay manera. Tenemos que seguir hablando del tamaño, las culpas, supongo, al maestro armero. Dice Giacometti: “Cuando me instalé en el estudio parisino de la calle Hippolyte Maindron, 46,(Montparnasse), en 1927 me pareció un minúsculo agujero”. Y casi veinte años después añade: “En 1945 decidí que mis esculturas debían de reducir su tamaño drásticamente”. Y “pero no fue así exactamente, solo se volvían flacas y larguiruchas, y yo también tenía la sensación de menguar… y de resultas fue  el estudio el que parecía hacerse cada día más amplio.” Recordemos que en el lenguaje de Giacometti, el lugar, el espacio, no solo era un espacio físico sino también “mental”. Él lo dijo tal que así: “El tiempo se hacía horizontal y circular, era espacio al mismo tiempo, e intenté dibujarlo…”. Bueno, ya saben, para Alberto el dibujo era la “base” de todo su arte.

Casi cuarenta años trabajando en ese diminuto estudio. Su hermano Diego mantenía con él frecuentes discusiones sobre la necesidad de llevar los yesos terminados (¿) a la fundición. Se llegaba al extremo de que no había sitio disponible en el estudio, abarrotado de yesos y lienzos, ni siquiera para el modelo de turno. Afortunadamente Giacometti cultivó a lo largo de los años amistad con muchísimos fotógrafos que han inmortalizado aquél maravilloso cuchitril petado de obras maestras. La lista sería muy larga: Dora Maar, Brassaï, Man Ray, Arnold Newman, Cartier-Bresson, Scheidegger, Doisneau… todos ellos miraron y fijaron para la posteridad aquella atestada “cocina de arte” en la que el alquimista Giacometti combatía cada día contra el espacio y el tiempo, buscando según sus palabras, una apertura, una brecha por la que fracasar de nuevo… en clara sintonía “pesimista/existencialista” con su amigo Samuel Beckett. (Alberto realizó la escenografía de la obra de su amigo, “Esperando a Godot”)… en fin, de qué estábamos hablando?

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario