miércoles, 6 de febrero de 2013

Apuntaciones sueltas




(Luis López Benito)



Recticurvilíneo. El camino más recto es el camino más corto y también es el camino más lógico. Eso, pregonan, es lo cabal. Y por todo ello nunca debería de ser tu camino, nada esperes de él. Inútil espera, no llegarán tus deseos por esa dirección. La verdad de las cosas no es lineal, no es rígida, no es recta. Obedece ciertamente a razones ensortijadas y contradictorias que le hacen preferir los caminos curvos, las sendas enroscadas, las veredas rizadas y llenas de vericuetos increíbles que desconocen, por naturaleza, lo recto y sus ángulos.

Puñaladas sin hambre. Todo el mundo le tenía por un mentecato. Tarde supimos que lo hacía por la merienda.

¿La mente no miente? Él era de los que se creen todo lo que elucubran, sin reparar en la procedencia de los materiales, ellos mismos en su mente. Repito lo que suelen repetir: En “su” mente.

Ocio en contra. Nos maltratan, nos martirizan, nos deshonran, nos sisan en nuestros propios morros y nos humillan mientras entretenidos o aburridos nos vamos consumiendo en esta letal ociosidad.

Control de existencias: ¿Qué nos queda? Por no haber, ni pugilato con el así llamado destino.

Psiquiatría poética. Los poetas y los psiquiatras discurren “por” nosotros, no “para” nosotros. Reflexión esta que, no por ser de cajón, resulta menos oportuna dado los tiempos que corren.

¿Calco o simulación? Aunque a la verdad nadie la conoce, de su simulacro abundan las versiones y traducciones. Incluso en lenguas muertas. A pesar de que, eso afirman,  ya no se estilan.

Escucha. Hay silencios que no hay quien los pueda acallar.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario