martes, 26 de febrero de 2013

Apuntaciones sueltas







Conocer conocer. De la gente que tuve la “fortuna” de “no conocer” en su momento, la verdad, prefiero no acordarme.

Dual. La dualidad del semen: cuando encuentra y penetra, es creador; cuando riega la caca, es laxante.

Billete de ida y vuelta. Voy por el cuarto o quinto regreso y todavía no me he ido. Sirva de aviso.

No sé de cuentas. Mis recuerdos nunca fueron los que habían sido. Ni siquiera mis olvidos. Tres enigmas.

Por no ahondar. Siempre he oído hablar con reverencia de la gente distinguida, por eso nunca hago nada para  distinguirla.

Igual es que no. Es demasiado tarde cuando ya no quieres echarte ni p’atrás.

Cartografías. No es fácil hacerse un hueco ni en el vacío, porque a ver, ¿desde dónde hasta dónde y en base a qué le clavas las estacas?

Lotería trucada. Algunos, de la parte de abajo todos, tienen la suerte que “le merecen” los que parten y reparten.

Mil. palabras en cuyas tripas  palpita lo pictórico, como un alimento oculto, a la espera de mirones voraces.

Mil. Imágenes en las que se agazapan exquisitos manjares que nutren nuestras insaciables ganas de conocer, de aprehender las realidades en las que estamos inmersos o hundidos, o abismados o enfrascados o perdidos.

Algo más que hartazgo. “PP – PSOE”, “PSOE – PP”, valga la redundancia… pero, ¿hasta cuándo vale?  ¡¡kagoentó!!

¿El valor se presupone? ¿Y si al final resulta que las palabras no encierran nada y las imágenes mil menos?

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario