Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

sábado, 23 de febrero de 2013

Apuntaciones sueltas





Territorios fronterizos. El patio de butacas quedó atónito ante el salto dado por los personajes de invención y su aterrizaje en el  territorio de las personas verídicas. Quienes, tras algunas dudas y debates, finalmente acabaron por concederles amablemente un sitio en el tiesto, eso sí, tras prometer los tránsfugas que todos ellos eran gentes, inventadas o verídicas, de fiar y que sabían estar y mear.

¿Paradoja? Una buena paradoja entre nalga y nalga te deja escarmentado de por vida. O adepto incondicional.

Hoy de menú: ¡Bravas! Hoy mi jefe me ha alistao “por las bravas” al paro. Pero tras dos horas de cola no las he podio catar. Que pruebe por Internet, me dicen.

¡Qué memoria! He olvidado cuanto tiempo llevo sin poder olvidarte.

Vivo o muerto lo importante es que haga grasa. Los banqueros son personas de criterio: lo comparten con las hienas y las grandes aves carroñeras.

Una lamecirios. Las malas lenguas replicaban a coro que a otro con esas papas. Que todo lo más, velitas y, si acaso, de pascuas a ramos, “velas”. El de la sotana aducía que no era más que una pobre víctima que padecía a menudo ataques de delirio místico. Y zanjaba: nada que ver con el pecaminoso vicio.

Aparatos gimnásticos. En las duchas del gimnasio puedes descubrir con que facultades compensa la caprichosa naturaleza a los mutilados mentales. Aunque, todo hay que decirlo, no en todos los casos.

Sin infantilismos. En las obras cinematográficas no me gusta que me traten como a un niño. Solo necesito que me aseguren que el final será feliz. Para los buenos, claro.

Por pensar que no quede. Las mentes que prefieren ignorar la existencia de  los estómagos de “los otros” defienden que esos “otros” pueden y deben vivir solo de ilusiones.

El pobre no “sabría”, si lo sabremos los ricos, administrar riquezas. La escasez le evita la tentación del dispendio.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario