Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

miércoles, 30 de enero de 2013

Apuntaciones sueltas





(In)Quietud. Era calma, inmovilidad, inacción y reposo absoluto lo que disfrutaba escondido entre las profundas tripas de aquellos días que, desbocados,  galopaban  imparables hacia el abismo.

Destino común. Era un don nadie, un hombre común, dijeron las autoridades, al que la vida y la muerte habían colocado inequívocamente donde le correspondía, en su sitio, o sea, en su fosa… común. P’a qué remover, amenazaban mientras sonreían.

¡IASPAÑA! ¡IA! Continúa, contra todo pronóstico de los pronosticadores, sonando el grito franquista… y sin embargo ahí sigue, inmutable, excepto en el atuendo, y donde solía, con más miedo que vergüenza y vegetando…

Restaurante “Los Amaños”: se “cocinan” tejemanejes, “apaños” “componendas” y se realizan “enjuagues” a medida. Pida nuestra “Especialidad Popular” los  “Sobrecogedores Bárcenas”. Y de postre: indulto “express” garantizado. Como colofón: chupito a capricho del imputado.

Con el tiempo. Todas las velas, e incluso los cirios, acaban consumiéndose. (Sí se les ha dao suficiente candela, claro.)

Pese a haber memoria. -Ande usted sin cuidado, mi señor, que en este pueblo no nos acordamos ni de lo que nos conviene.

En “El Corral” del “Ruedo Ibérico”. Demasiadas gallinas preconstitucionales para tan pocos huevos. Y tantos cuernos.

Uno. Un ser humano disfruta en su cuerpo de más de cuarenta esfínteres. Dos. “La gente con dinero te la mente por cualquier agujero”. Tres. Dejémonos seducir por la ley de probabilidades o adoptemos, de una puta vez, una postura menos oferente.

Cuenta la suerte que cuenta. Aquel escritor, estrictamente contemporáneo, no tuvo la suerte de pertenecer al Boom; lamentablemente malgastó sus días militando en las filas del ¡Pum… Pum… Ca-ta-pum! …y eskoñaostós…

Enmudecer. En aquella cuadrilla la voz cantante siempre la llevaba “el mudo”. No me pregunten por qué. Ni daba ni pedía explicaciones. Y nadie chistaba. ¿La música del silencio? Ni mu, “el mudo”.

ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario