Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

sábado, 22 de diciembre de 2012

¿Por qué Grosz...










Creo que la pregunta exacta que “no” debo de hacerme sería la siguiente:
¿Por qué Grosz, en la Alemania de principios del siglo XX, pintaba y grababa aquellas obras infestadas de putas encueradas, banqueros beodos, militares borrachos y policías desbraguetados y empurados, políticos corruptos, lisiados callejeros, inválidos de guerra, delincuentes del lumpen…?  sino más bien: ¿Por qué la mayoría de sus colegas no lo hacían…?  Y ya del tirón preguntarme también  hacia dónde dirigían, o les dirigían o se dejaban dirigir, sus puritanas y melindrosas miradas –quiero decir hacia qué territorio “incontaminado” de la putefracta realidad-  para encontrar y seleccionar  esos “temas” que lograban abrigo en sus lienzos y demás soportes… asuntos “alegres”, “curiosos”, “diver”, “chulis”, “optimistas”, “bellos”, “amables” y tan “suaves e inofensivos” como banales y gratificadores… y tan anestesiantes… zzzzzzzz… y tan bien retribuidos material y socialmente… cash, cash, cash…

ELOTRO

*** 

1 comentario:

  1. Grosz ya lo dibujó gordo moviendo las cuerdas de las marionetas y ha ido engordando todavía más.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar