lunes, 12 de noviembre de 2012

Nada; cosas mías...






La salida del laberinto de signos resulta ser la entrada del laberinto de significados que a su vez desemboca en el laberinto de símbolos que inexorablemente nos arrastra a…

ELOTRO


***

1 comentario: