Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

viernes, 23 de noviembre de 2012

Apuntaciones sueltas





 "Ningún laberinto conduce a ningún lado salvo al laberinto exterior de sí mismo".

Harry Mathews  (levemente modificado)

 

¿Impunidad del poder? Es muy fácil “no” someterse a las leyes: basta con pertenecer a la cuadrilla, caterva, pandilla o camarilla más o menos  mafiosa que las elabora, aprueba e implementa. Bueno lo de implementar, es decir el trabajo sucio de campo, se lo dejan, como las sobras de la merienda, a los perros…  



Los datos no significan nada si no se construye una hipótesis. (Umberto Eco) ¿El significado de la hipótesis, si lo tiene, dependerá de la “nada” de los datos?  ¿Cuántos datos se requieren para evitar que la hipótesis caiga en el abismo de la sinécdoque? ¿Es un problema de cantidad o de calidad de datos lo que proporciona caché intelectual a la “significativa” hipótesis? ¿Una acumulación desordenada de datos insignificantes podría obedecer a algún “significativo” orden oculto? ¿Qué opinaría Giacometti de Lenin, en el “hipotético” caso de que contara con datos “leninistas”? ¿Era Baroja un pedante que se quejaba “pedantescamente” de los pedantes? ¿De qué coño hablamos cuando hablamos sin datos significativos? No doy más datos porque no quiero “significarme”. Que entienda quien quiera.



Se llama leer. Es la forma en que la gente instala nuevo software en su cerebro.

No seré yo quien no defienda la lectura. Pero cuidado con bajar la guardia.
Eso de “software nuevo”, puede ser mucho decir. Lo de nuevo digo. También lo hay añejo, muy tradicional, muy rancio… Y no siempre, más bien casi nunca, “la gente instala”, sino que más bien la inoculan… No seré yo quien no defienda la lectura… pero sé de gente muy leída y muy burra y muy canalla y muy despreciable… que no tienen nada que envidiar a aquellos que se llevaban, y se llevan, la mano a la pistola cuando escuchaban la palabra cultura y gritan ¡Muera la inteligencia!… yo lo que digo es que mejor no confiarse, no “tragar” indiscriminadamente y no bajar la guardia… ni siquiera ante un libro, aunque sea gordo y lleve atractiva fajilla…



El colmo de la manipulación. Pienso en el colmo de los colmos, que es como el partido del siglo, aparece uno cada semana: “ser manipulado por la marioneta”. Esa marioneta a la que te unen hilos muy visibles. Esa marioneta de la que sospechas, menos habitualmente de lo que debieras, que oculta hilos, otros hilos. Y no estoy pensando en unos hilos cualquiera. Cualquier hilo nunca es cualquier hilo. Hay que pasar por el hilo del error para llegar a la verdad. Es precisa la búsqueda. Aunque no encuentres las palabras exactas no debes callar. Sigue hilando.

 

ELOTRO

 

***

1 comentario:

  1. A Eco le diré que los datos no significan nada si no constituyen una forma.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar