Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

jueves, 4 de octubre de 2012

Egon Schiele (1890 - 1918)





“El relato de forma autobiográfica, fue escrito en 1922 cuatro años después de la muerte del pintor y a una década del encarcelamiento, que duró 24 días,  por su amigo el crítico de arte Arthur Roessler, 1877-1955.  (…) Explica la penosa experiencia carcelaria del pintor, acusado falsamente de delitos contra las buenas costumbres. El texto refleja el sentimiento de humillación y rebeldía que embargó al artista.
Egon Schiele (1890-1918) desde muy joven estuvo rodeado de una aureola muy escabrosa de rebelde contra la moral burguesa. Tras veinticuatro días de prisión (en 1912, hace ahora 100 años), fue absuelto de las graves acusaciones que se habían hecho contra él, las cuales parecen haber sido una mala jugada por un lado de delatores pudibundos y en gran parte y sobre todo, un montaje de la policía (Está todo inventado). Una durísima experiencia que le tocó vivir al joven artista y que cuadra exactamente con ese dicho popular que reza:
“Ahora que eres un ser humano, vive la vida de profunda miseria de los seres humanos”.








“¿Cómo puede un hombre encontrar placer -¡El placer! ¡Chispa divina!- en humillar tanto a los demás? ¿De dónde viene esta maldad? ¿Cómo es posible semejante infamia? ¡Ni siquiera estoy condenado! ¿Cómo pueden, entonces, tener el derecho de castigarme? Aquí nadie sabe todavía si soy inocente o no, y, si lo soy, ¿Cómo puede ser que tengan derecho a maltratarme? ¿Se actúa así con todos los presos preventivos?
Estaría bien meter en chirona un día a todos los diputados, así, sin más, a fin de que esos legisladores sin cerebro sintieran en su propia carne –puesto que tampoco tienen alma y si la tienen está atrofiada- lo que significa estar en prisión.”







 (Sobre las humillaciones y vejaciones sufridas durante el cautiverio) “Sí, ya comprendo que se pueda, pero no comprendo que se tenga el derecho de hacerlo”








“Una obra de arte erótica se transforma en una indecencia cuando el espectador es indecente.”











“No obstante, sé positivamente que existen numerosos niños perversos, ¿Y qué significa, de hecho, perverso? ¿Han olvidado los adultos lo perverso que fueron, es decir, cuánto les animaban y exitaban las pulsiones sexuales cuando eran niños? Yo no lo he olvidado, pues sufrí atrozmente a causa de ello”



Arthur Roessler  (Egon Schiele, en prisión)


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario