Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

martes, 4 de septiembre de 2012

No ni ná.







No ni ná.


“…soy la incorrección misma, un alma siempre en borrador, llena de tachones, de vacilaciones, de arrepentimientos.”
Antonio Machado



Hay “finales” que ponen en entredicho los planteamientos, los nudos, los desenlaces, la tapa dura, los criterios editoriales, el catering promocional, la composición del jurado, la versión rústica, el importe del adelanto y la importancia de los atrasos, las estrategias de cama y mesa camilla y el  marketing a pincho, corto y cambio…


Mi oficio consiste en saber “captar” la realidad y saber “transformarla” en palabras, en “letras”. Y, tener mucho ojo con los morosos…


Contigo no juego a intercambiar ideas porque no tienes nada que hipotecar.


-Proverbio pre-cristiano: “No te enfrentes a un hambriento”.
-Proverbio post-cristiano: “No te fíes de los inapetentes”.


Escuchar puede desorientar; lo que orienta es callar. Son caras de la misma brújula.


En cada encuentro la llenaba; también de contento.


“En una palabra: no podemos continuar de esta manera.” ¿Acaso no existen otras miles de palabras? Lo que les sobra a las palabras son maneras, cari.


Me he pasado la vida preguntándome qué quería y qué no quería. Siempre en ese mismo orden, lamentablemente.


Me confesó, entre sollozos, que no estaba dotada para el flirt y que por eso nunca usaba bragas.


Nunca supe si se trató de un círculo fracasado o de un triángulo imperfecto. No soy geómetra. Me gusta el café hirviendo aunque siempre lo tomo tibio. No soy ningún héroe.


ELOTRO


***

No hay comentarios:

Publicar un comentario