Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

sábado, 29 de septiembre de 2012

Apuntaciones sueltas






Las huellas no son sólo lo que queda cuando algo ha

desaparecido, sino que también pueden ser las marcas de

un proyecto, de algo que va a revelarse.

JOHN BERGER



El futuro no llega nunca porque no hay presente que sobreviva al pasado que le pisa los talones. Sin embargo siempre tiene que haber alguno que lo ha pasado en el futuro peor que los demás. Siempre, no falla.

Me pasaba el día con el dedo insertado en el ojete, pero, a pesar de ello, no logré nunca ver la posible desconexión entre los que nos vigilan y los que nos castigan.

El sistema capitalista se asienta sobre todo tipo de injusticias con un gran nivel de productividad (lamentables, inevitables como efecto colateral y, con tiempo, subsanables en buena medida según sus defensores) perfectamente “visibles” pero, ¡asombrosamente! consigue que para el conjunto que conforma  la mayoría social “esto”, signifique lo que signifique “esto”, sea imperceptible o, lo que es lo mismo, “prácticamente inexistente”.

A veces, lo intolerable resulta “invisible” para el ojo, pero, por  contra, muy lacerante para el ojete ciego (Algo que no a todo el mundo le resulta fácil de gestionar).

Me gusta la respuesta que complica la parte inaudible de la pregunta matriz.

De callar, callar lo decible de lo indecible.

Puedes obstinarte en mantenerte obstinadamente en esa obstinación solo por pura obstinación. O, en último caso, por racional tozudez.

Cuando pasamos, el pasado todavía estaba allí, se ve que pasar no había pasado del TODO. El tren del pasado, dicen, engancha constantemente nuevos vagones…

Mi cabeza es un torbellino de certezas y orden, necesito un poco de pausa, quietud y una buena dosis de confusión.


ELOTRO

No hay comentarios:

Publicar un comentario