Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 6 de agosto de 2012

Apuntaciones sueltas






“El amor a los libros ha sido un faro que ha iluminado la senda en nuestra hora más oscura”.
Flann O’Brien




Excelencia: Deseamos hacerle saber que, por nuestra parte y por la de los que ya suben excitados y ansiosos las escaleras de palacio, no hay ninguna necesidad de que retrase usted el momento de suicidarse.


***
Todo hacía pensar que se trataba de un tipo con una gran sangre fría pero, aunque no del todo, errábamos el tiro y el juicio: llevaba muerto la tira.

***
En todas las tabernas que frecuento, los parroquianos me llaman esponja y gorrón o gorrón y esponja. No siempre en el mismo orden aunque se trate de la misma barra y los mismos concurrentes, considero menester aclarar. Sin embargo, mientras no sea perjudicado el continuo fluir del trasiego, en justa contraprestación prefiero dejarlo  correr. ¿Por qué? porque (no) me (re)conozco…

***

Ella quiere a su manera: con saña es un decir.

***

Cuando Daumier pintaba a un abyecto letrado engañando a su iluso cliente, ¿Qué tipo de mensaje subliminal nos estaba enviando?

***

Lo visible y lo invisible son culos de la misma realidad. Si no te metes entre pitos y flautas en mayores honduras, claro.

***
En el laberinto no busques el hilo, ni el ovillo, ni la salida… no dejes que te enreden, no busques. Es lo único que les puede sacar de quicio. (Y abrir de camino un resquicio).

***
“Me quieren quieto, luego existo”; o, “Me quieren quieto, luego podría existir”.

***

Andaría abstraído en alguna tontería de la que ahora mismo no recuerdo ni su nombre, ni su domicilio, ni su estado civil, ni su sexo, ni su apodo, ni su mote… ni su tarifa de precios.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario