miércoles, 27 de junio de 2012

Por si sí o por si no.





“La verdadera vejez es la que dice: para qué cuento yo esto, para qué tengo que estar contando esto si ya me voy a morir, si no me interesa llegarle a nadie...”

Fernando Vallejo




Al abrir el frigorífico
una lata de cerveza “Haiku”
fría y vacía.

***

El futuro continúa en pos de mí, y yo, erre que erre, sigo sin volver la vista al pasado. ¡Cuantos disfraces luce el tiempo!

***

Una posible “formulación” de pregunta comprometida:
¿Utiliza o prescinde de las palabras comprometidas o no comprometedoras en relación con cualquier forma de compromiso o no-compromiso?

***

Descifrar lo vivido por el “YO” desde el “OTRO”. ¿Sin confrontarme?

***

Cuando intento hablar conmigo mismo de mí mismo no me hace caso.

***

dolor olor faltaba el olor no tú el olor tu olor no acudió olor a ti en mí solo olor sin exigencias de dolor el dolor del olor tu dolor en tu olor mi olor en tu dolor mi dolor sin tu olor el olor del dolor tu olor  mi dolor mi olor tu dolor imbricándose sin escapatoria…

***

¿Desde qué números, códigos, claves, contraseñas, cuentas bancarias, sitios en red, ceros y unos… nos estarán acompañando en estos aburridísimos momentos?

ELOTRO

***

2 comentarios:

  1. ¿El futuro? ¿El pasado?. Decía Einstein: “La diferencia entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente”.
    El haiku de la nevera lo entienden muy bien los habitantes de Lepe, que dicen (yo no lo he comprobado) que ponen botellas vacías en la nevera para quien no toma nada.

    ResponderEliminar
  2. María, a decir verdad, bajo la luz de las teorías de Einstein “Todo es una ilusión persistente”, incluso esa abstracción formada por las palabras “ilusión” y “persistente”.

    Un saludo “persistente” y fresquito. (directo del “Federico”, que decía el chistoso catalán).

    ResponderEliminar