Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

domingo, 17 de junio de 2012

Por si sí o por si no.






Lo bueno de los apuntes es que están libres de cálculo.
Elías Canetti


Hay que procurar medir muy bien las distancias con las cosas pequeñas o incluso las muy diminutas; y extrémense las precauciones con aquellas que además aparentan ser, no solo inofensivas, sino incluso extremadamente vulnerables. Se ha de saber que todas ellas poseen una cualidad especialmente peligrosa para el no avisado: logran ensancharse y alargarse hasta límites insospechados, consiguiendo de esa manera hacer presa fácil de los incautos que se encuentren en los alrededores. Es por ello que se alimentan preferentemente de ese tipo de papanatas que suelen ufanarse ostentosamente de ser tan enormes como invulnerables, y, en consecuencia, viven confiados. Pero para su propia desgracia estos despreocupados insensatos carecen de la muy conveniente facultad de dilatarse o achicarse, (por no hablar de la de callarse) a voluntad, sobre todo, y esto lamentablemente lo ignoran, en las fatales horas previas al almuerzo de esas insaciables cosas aparentemente diminutas y vulnerables.

***

Lo único que recuerdo de ese recuerdo son las últimas y algunas de las penúltimas reinterpretaciones.

***
Que las tapias de los cementerios son las fronteras que separan a los vivos de los muertos es algo que solo parecen admitir de buen grado los inquilinos de un solo  lado.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario