Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

miércoles, 23 de mayo de 2012

Por si sí o por si no.





Ortega sentenció: lo que nos pasa es que no sabemos lo que nos pasa.

Por mi parte pienso que lo que nos pasa es que no sabemos por qué siempre nos pasa lo que nos pasa a los mismos.

***
Anotaré todos mis profundos pensamientos, me dije. Pero pronto comprendí que no tenía motivos razonables ni de los otros para despreciar así, tan graciosamente, los pensamientos superficiales. Ni esos ni ningún otro tipo de pensamiento: de peso, efímero, leve, eterno, liso, enroscado, húmedo, seco, recto, transversal, poderoso, débil…
Llámenlo intuición, pero no tardé en ver que necesitaba entretener el mientras tanto. Y quién sabe si no vendrían bien como medio de propulsión para la futura inmersión en las profundidades…

***

Espectáculo: “Cosa que se ofrece a la vista o a la contemplación intelectual y es capaz de atraer la atención y mover el ánimo infundiéndole deleite, asombro, dolor u otros afectos más o menos vivos o nobles.”, define el diccionario.
¿Vivimos en la sociedad del espectáculo?
¿Vivir es un espectáculo?
¿La propia vida es un espectáculo para uno mismo?
¿Y para los demás?
¿Es el espectáculo una cortina de humo del escenario de las vidas sin brillo?
¿Necesitamos el espectáculo para combatir el tedio o es el propio espectáculo el que nos provee de “tedio” espectacular?
¿Qué resulta más ininteligible, el espectáculo, el tedio o el improbable espectáculo de la  ausencia de ambos?
Por favor, señoras y señores espectadores, no se me distraigan con elucubraciones que no están a su alcance y miren a nuestro alrededor.

(Perich: Antes al pueblo se le daba “pan y circo”; actualmente, gracias al progreso, se le vende “pan y circo”.)

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario