Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

miércoles, 9 de mayo de 2012

Por si sí o por si no.






No nos resistimos a las propuestas de  distracción (mitad escapismo y y mitad anestesia) porque no nos complace y ni siquiera soportamos, nuestro reflejo en el espejo (y mucho menos en la memoria).
***
Más o menos que demasiado poco.
***
No creerme era una suerte de pasatiempo mío.
***
La utilización abusiva de un lenguaje extraordinariamente refinado es una descortesía que suele pasar desapercibida entre la gente basta y ordinaria.
***
Cualquier reflexión o chifladura “colorista”, por “informal” que nos parezca, acaba invariablemente en “forma cromática”. O sea, como empezó o mejor expresado, como ya era o eran.
***
Recuento: Los motivos no cuentan, las cuentas no cuadran, ni cantan, ni siquiera callan.
***
Desde el año de la Pera, según cuentan,  gozaba de la fama de  no andar bien de la cabeza y estar siempre dispuesto y expuesto a las típicas bajezas y mezquindades propias de los sueños; esos que se extravían y acaban entreverándose con la realidad. Y el caso es que la criatura lo veía con claridad, al despertar digo, pero… ¡Áteme usted esa mosca por el rabo!
***
Para afinar el odio nada como aguzar el oído.
***
Te raptan la “fastidiosa racionalidad” a punta de “disparate divertido”.
***
La distancia más larga rara vez se comporta como el camino más corto.
***
La petulancia de camuflar la petulancia.
***
Entre la empatía y la antipatía, no hay mucha distancia: hay (des) conocimiento interesado.

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario