Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

lunes, 7 de mayo de 2012

Por si sí o por si no.







Leído en Hermann Hesse: “Había pocas cosas que le ayudasen a uno, pocas que consolasen, y aligerasen la vida; era importante conocer estas pocas cosas…”
***
¿Imágenes expresadas en imágenes?
***
“¡Ah, el realismo, qué infierno!”.
(Crónicas marcianas de Ray Bradbury)
No, querid@s, el infierno (el que achicharra) es la realidad, la que vive y asola los barrios de precario o inexistente equipamiento y se viste o se cubre con ropa de diario (acatando el almanaque). Esa que no conocéis (o negáis conocer: “ya se sabe, de lo que no se habla, no existe”) porque no sale en los sórdidos espejos ni en las viles  pantallas oficiales o en los “higiénicos” papeles de ficción (subvencionados con los dineros contantes y sonantes de la gente “real”) y con los anuncios de las casas de putas de alto nivel. La “distinción” y estructuración  jerárquica que no falte. Por mi parte y por realismo, no añadiré ni una sola sílaba más.
***
Para medir con exactitud cuánto dura el cambio de vida que te provoca, en su caso, la lectura de una determinada obra, solo necesitamos que  nos hagas llegar  los datos precisos sobre la tipografía, su tamaño, el interlineado, las medidas de la  caja de texto y el número total de páginas. Y por supuesto tu ritmo y velocidad de lectura. Contra reembolso recibirás el resultado exacto. Ya veras lo que cambia, y lo que dura, el cambio.
***
Messi ha dado un giro copernicano al concepto del saber, a la inteligencia, a la belleza… él nos ha demostrado que “el talento reside en los pies”. Hay en Portugal un magnífico escritor portugués que ha declarado que le gustaría escribir de la manera que el argentino juega al fútbol. Con los pies, Lobo, prueba a ver. De nada.
***
“¡Dios mío! ¡En qué periodo del capitalismo  me habéis hecho nacer!”.
Policarpo, obispo de Esmirna y (manipulando) ELOTRO.
***
Nos hizo saber  La Celestina que, metida en faena,  la lengua de su ama es un torrente casi salvaje, lleno de fuerza y de luz y extremadamente ambicioso que busca precisión, matices, juego y jugos, belleza, claridad, complejidad, expresividad, comunicación, arte. Y lo que pueda surgir, que suele ser lo más importante, lo desconocido. Eso con respecto a la lengua, del coño ni palabra pronunció.
Soledad Puértolas y (manipulando) ELOTRO

ELOTRO

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario