Tú, Otro, mi caricatura, mi modelo, los dos. (Paul Valéry)

jueves, 5 de abril de 2012

Palabras






Emboscado un mundo de palabras y de palabras hecho; y donde los hechos están forjados por palabras y son contados con palabras y callados con palabras y derrumbados a base de palabras y ruinas. Con palabras que ya estaban ahí en otros desórdenes y que imaginan, y desmienten, y olvidan o se ponen, a tontas y a locas, a recordar viejas palabras. Y que hacen como que escuchan pero no, qué van a escuchar, no paran de hablar, de declamar, de encabalgar obscenamente palabra sobre palabra. Palabras que te traen y te llevan y no te mueven del sitio o del tiempo, y ni siquiera te alivian el mareo. Palabras río, extraviadas, impracticables o ilusorias. Palabras parapeto, invulnerables incluso a las palabras altisonantes o, en su caso, a la munición de las escritas. Palabras antidiluvianas e impermeables a la estricta realidad, la de las palabras, se entiende. Palabras inverosímiles que conforman, colocaditas en perfecta formación y, ni que decir tiene, en su debida proporción, las  verdades y las infamias. Palabras vulgares que delatan su origen y acarrean el tuyo, el inconfesable. Palabras colosales para lo minúsculo, palabras deshabitadas, palabras negras, ¡como la tinta!, sin reputación, palabras desdentadas, palabras remendadas, palabras mordidas… y mordedoras, de las que meten miedo.

ELOTRO

***

1 comentario:

  1. Los libros se aguantan solos, en voladizo, no necesitan apoyos, las idean que contienen parecen cohesionarlos. o ¿será una ilusión? ¿puede mantenerse el equilibrio solamente con las ideas?

    Salud

    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar